Coldplay en República Dominicana: Una noche en un universo musical

0
483

Ashley Ann Presinal y Paul MathiasenSanto Domingo, RD

Los corazones de 33 mil personas se unieron el martes en el Estadio Olímpico para viajar en el universo musical de la banda británica Coldplay durante su gira “Music of the Spheres World Tour”, en su primera vez en suelo dominicano.

Dos horas no fueron suficientes para el público, quienes desde “Higher Power”, la canción que abrió el show, cantaron al unísono cada una de las piezas que dieron vida a los cuatro actos.

El reloj daba las 9:10 de la noche y la multitud ya comenzaba a sentir expectativa por ver a los cuatro integrantes, cuando de repente las dos pantallas ovaladas a los costados del escenario mostraban imágenes de la banda abriéndose paso entre los fanáticos y creando esa primera conexión. 

Una cámara seguía a Chris Martin, Jon Buckland, Guy Berryman y Will Champion desde detrás de escena y luego por su recorrido entre el público enloquecido por tener a sus ídolos tan cerca.

Ya en el escenario, el juego de luces coloridas, el confeti sorpresivo, los fuegos artificiales, las llamas, el humo y las pulseras electrónicas vaticinaban un show inolvidable.

Durante el primer acto, “Planets”, la banda arrancó con varios de sus más grandes éxitos que le otorgaron fama mundial, siendo cada canción de álbumes distintos, aportando así colores y sensaciones únicas en cada hit.

En esta primera puesta en escena, “Higher Power” (2021), “Adventure of a Lifetime” (2016), “Paradise” (2011), “Charlie Brown” (2011) y “The Scientist” (2002), se apoderaron del escenario.

La banda no se limitó a solo tocar su música, sino que se preocupó porque el público formara parte de toda la experiencia de su universo. Un elemento que animó la noche fue el lanzamiento de grandes balones que simulaban planetas, con los cuales la multitud jugó por varios minutos.

Cuando el público estaba eufórico tras escuchar un clásico como “The Scientist” algo raro ocurrió: simulando el video de la canción, las grandes pantallas del escenario mostraban imágenes en reversa del grupo, como volviendo a sus orígenes.

Esto dio paso al segundo acto “Moons”, que inició con el tema aclamado por la fanaticada “Viva la Vida” (2008), cantado desde otro extremo del escenario, esta vez más de cerca y más personal.

Pero esa no fue la única canción que el público entonó a todo pulmón, ya que momentos después el escenario se tornó de color amarillo y la banda cumplió la petición de muchos al interpretar “Yellow” (2000), en ese instante el ambiente se tornó más íntimo y nostálgico.

El acto también incluyó “Hymn for the Weekend” (2016), “Let somebody go” (2021), “Sparks” (2000) y “Human Heart” (2021).

La tercera puesta en escena del grupo llevó al público “a las estrellas” con hits como “Clocks” (2002), “Something just like this” (2017), “A sky full stars” (2014) y “My Universe” (2021), uno de sus más recientes sencillos. 

“Something just like this” tuvo un toque especial, ya que Chris Martin aprovechó el concepto del “superhéroe que todos tenemos dentro” de la canción para dirigirse a personas con discapacidad auditiva que también disfrutaban del show. 

Un cierre “ideal”

Coldplay parecía despedirse. Apagaron las luces y agradecieron al público por el apoyo brindado por más de dos décadas y se marcharon dejando tras suyo un vacío en el escenario. 

El público no se conformó. Al unísono vociferaban parte del estribillo de “Viva la vida” y pedían otra canción, y con razón, todavía faltaba la “cereza del pastel”: “Fix you”. 

Y el deseo fue concedido, la banda regresó e inició el cuarto acto llamado “Home”.

La primera canción “Orphans” (2019) no logró la conexión comparado con otros éxitos, pero lo que venía a continuación superó los decibeles registrados durante toda la noche. 

Chris Martin, con el carisma que le caracteriza, sólo hizo tararear el primer verso de una canción muy conocida por los dominicanos para encender nuevamente al público. 

“Bachata Rosa”, una de las canciones más conocidas del cantautor Juan Luis Guerra fue el himno que unió a Inglaterra y Dominicana por unos minutos. El español “limitado” de Martin no impidió que el tema fuera interpretado con altura. 

“Fix You” (2005), aunque no cerró el concierto, fue la canción cúlmine de toda la noche. La última descarga de energía, la última petición del público. 

Uno de los hits de su más reciente álbum, “Biutyful”, despidió a la banda que se lleva en las maletas de su gira por el mundo los recuerdos de una noche memorable y el calor de los dominicanos. 

Su compromiso ambiental

Una parte del dinero recaudado en la venta de las boletas del tour irá a varios programas ambientales en diferentes partes del mundo, entre los que destacan Mytreetrust.org y The OceanCleanUp.

Además, el show estuvo alimentado de energías renovables, tales como la eólica y la solar. Inclusive contaban con bicicletas que alimentaban una fuente de energía a las que los fanáticos podías subirse y pedalear, entre ellos el padre del propio vocalista. 

Las afamadas pulseras que caracterizan sus conciertos están hechas de material vegetal, para luego formar parte de compostaje y aportar al medioambiente. Al terminar el show debían ser devueltas para su reciclaje. 

Algunas causas ambientales con las que colabora Coldplay son la repoblación forestal, iniciativa que fue visible cuando apenas llegaron al país visitaron Nigua, San Cristóbal, para plantar árboles; limpieza del océano; restauración de suelos y tecnología limpia y verde. 

Además, los fuegos artificiales, confetis y otros artículos usados durante el show son fueron fabricados con productos biodegradables.

Desde el año 2019 implementan un programa que los ayudó a identificar procesos para evitar, reducir y mitigar sus propias emisiones de carbono en los conciertos y eso posibilitará emisiones en un 50% menos en comparación de su gira anterior “A Head Full of Dreams Tour”. Fuente

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here