Escolta presidencial hiere gravemente el orgullo de Alan Checo, alcalde de Nagua

0
104
Escolta presidencial hiere gravemente el orgullo de Alan Checo, alcalde de Nagua

Río San Juan.- Aquella tarde lluviosa parecía un día festivo, sin embargo, todo se volvió una pesadilla para el alcalde perremeista del municipio de Nagua, Alan Checho, cuyo orgullo resultó gravemente herido al escuchar tres palabras de un escolta del presidente Luis Abinader Corona: “no puede pasar”.

De inmediato, con su invitación en manos, Alan pidió que lo dejaran entrar a la casa club tras identificarse como el alcalde del municipio, no obstante, el escolta presidencial volvió a decirle: “no puede pasar”.

Entonces, visiblemente turbado, impotente y molesto por esas inesperadas palabras, el síndico ya cabizbajo, dirige su mirada hacia el suelo por un instante y luego abandona el lugar lentamente.

Allí además estaban presentes, la gobernadora de la provincia Maria Trinidad Sanchez, Gregorina Correa Amparo y su esposo. También el alcalde del municipio de Cabrera y dos periodistas locales.

Todo ocurría en la entrada del proyecto Villas Turísticas Playa Grande Golf & Ocean Club, a donde el alcalde había sido invitado oficialmente para recibir al presidente de la República, quien ese día, jueves 12 de noviembre, dio el primer picazo para la ampliación del complejo hotelero.

Mientras Alan Checo abandonaba el lugar con mirada perdida, algunos de los presentes se susurraban al oído.

Alcalde explica porqué abandonó actividad al sentir su orgullo herido por escolta del presidente

Más tarde, el síndico emitió un extenso comunicado a través de sus redes sociales, explicando las razones que lo llevaron a abandonar el lugar previo a la llegada del presidente Abinader Corona a Nagua.

Checo explicó que, el contenido publicado, busca “despejar dudas sobre lo ocurrido cuando la escolta presidencial hiere gravemente su orgullo tras la visita del Presidente.

A continuación el texto íntegro del comunicado emitido por Alan.

“Llegué al evento una media hora antes de llegar el presidente y me dirijo al lugar donde estaba la prensa. Pero además estaba en ese lugar la gobernadora provincial y su esposo, como también el alcalde de Cabrera”.

“A unos 50 metros, en lo que es la casa club, habían varios ministros en la espera de la llegada del presidente. Llovía demasiado y nos estábamos mojando. Como alcalde del municipio y por ende primera autoridad de mi demarcación, pido que se me permita pasar a socializar con los ministros que ya habían llegado. Entonces, la escolta del presidente me impide el paso, porque todo el que estaba arriba debía bajar a la llegada del presidente a lo que respondo que yo bajaría igual con los demás y aún así no me permitieron subir”.

“Yo llegué al evento por una invitación oficial de los organizadores de la actividad. Aunque el acto no era público, sí tenía una organización donde lo protocolar se impone. Hablo con elementos de juicio, pues tengo cursos y talleres de Diplomacia y Protocolo. Las personas a dar la bienvenida al presidente eran los organizadores del evento y mi persona por ser el alcalde, pero si así no se hizo, perfecto! hasta ahí ningún problema”.

Alan dice escolta presidencial debe conocer la autoridad de un municipio

“Mi indignación viene con la escolta presidencial, que deben tener conocimiento de cómo se conforma la autoridad de un municipio. Pues aún identificándome no me permitieron subir a la casa club. Mi reclamo era justo, porque dicha casa club no estaba vacía, estaba llena de personas a la espera del presidente”.

“No es nada de falta de humildad es falta de conocimiento de una escolta, que le rompe el protocolo a los organizadores y dueños del evento. Solo quiero sentar un precedente. Para una próxima invitación en las mismas condiciones dentro de mi jurisdicción, prefiero quedarme en mi casa sino se me da la consideración que mi trayectoria y posición actual se merecen.
Espero que estas palabras puedan aclarar la gran cantidad de comentarios que he visto en las redes de forma errada”, concluye el texto de Alan Checo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here