Ha muerto para siempre la educación de moral y cívica? “Vamos de mal en peor”

2
75

Cuando vemos el comportamiento de una parte del pueblo que irrespeta las buenas costumbres y las leyes, nos preguntamos si verdaderamente ha muerto para siempre la educación de moral y cívica. Nos cuestionamos, qué está sucediendo, “vamos de mal en peor”.

Rebobinemos en el tiempo. En la escuela donde estudiamos había una materia llamada moral y cívica para enseñar al estudiante a comportarse dentro del ámbito social. Hay un reglamento, el 824 de espectáculos públicos, que regula el contenido de los medios de comunicación, pero esta inerte y silente, podemos recordar el clamor: “con doña Zaida no se jugaba”.

Cuanta falta hace doña Zaida!”. La CNEPR era presidido por la honorable doña Zaida Ginebra Vda. Lovatón.

En las escuelas sembraban las semillas del “ciudadano ejemplar”, apoyado con la educación de nuestros padres que no eran nada flexibles con nuestra conducta.

Qué es la educación moral y cívica?

La finalidad de la educación es el desarrollo integral de la persona, y para ello es necesario que la formación no se limite a la adquisición de contenidos intelectuales, sino que también impulse la dimensión moral del conocimiento.

Esta educación moral debe ayudar a analizar críticamente la realidad cotidiana y las normas socio morales vigentes, de manera que favorezcan formas más justas y adecuadas de convivencia.

Educación en valores como la justicia, la solidaridad, igualdad, y la libertad… reconocidos hoy como principios que propician las formas más justas y respetables de convivencia. Fuente:escuelaserpadres.wordpress.

Qué es lo que vivimos en el presente? Vivimos el preludio de lo que podríamos llamar Sodoma y Gomorra moderna.

Qué es Sodoma y Gomorra? :Sodoma y Gomorra es el nombre de dos ciudades vecinas de la época del patriarca Abraham, cuya historia es relatada en el libro del Génesis. Según el relato bíblico, estas ciudades fueron calcinadas como castigo divino por la gravedad de sus pecados. Fuente: Wikipedia

Si estudiamos la historia de este relato bíblico podemos aproximarnos a decir que actualmente no estamos lejos de caer en un relato parecido.

La degeneración en las costumbres y valores que tenemos están en su pico máximo, basta ver cómo los medios de comunicación no tienen ningún control, la libertad está convertida en libertinaje. Un ejemplo claro y evidente es escuchar la música urbana.

Aparentemente seguiremos montados en el mismo tren porque el enfoque que se tiene se distancia de todo lo que pueda ser un nuevo encauzamiento de este tema.

Se habla de “Cambio”, en el tiempo que hemos vivido en los últimos meses, pero “vamos de adelante para atrás”.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here