Hallan sin vida a joven desaparecido en aguas del Caribe en Nagua

0
61
Fernando Vásquez

El cuerpo de Fernando Vásquez, de 18 años, fue encontrado en la costa de Nagua tras desaparecer mientras nadaba. Su amigo de 15 años fue rescatado con vida.

Por Carlos Santana

NAGUA, República Dominicana. – La comunidad de Nagua se encuentra conmocionada tras el hallazgo del cuerpo sin vida de Fernando Vásquez, un joven de 18 años que había sido reportado como desaparecido el pasado domingo.

El trágico descubrimiento se produjo este lunes en las aguas del Mar Caribe, en la costa de Nagua, provincia María Trinidad Sánchez.

Drama en María Trinidad Sánchez: jóvenes arrastrados por el Río Nagua

Fernando Vásquez desapareció la tarde del domingo mientras disfrutaba de un baño en la playa Los Gringos junto a su amigo Antonio Vásquez, de 15 años. Según informes, ambos jóvenes se encontraban nadando cuando ocurrieron los hechos.

Antonio, afortunadamente, fue rescatado con vida por las autoridades competentes, quienes actuaron con rapidez tras recibir la alerta.

Las labores de búsqueda, lideradas por miembros de la Defensa Civil, se extendieron durante largas horas hasta que finalmente, este lunes, lograron localizar el cadáver de Fernando en la mencionada playa. La noticia ha causado gran pesar entre los familiares y amigos del joven, así como en toda la comunidad local.

Está previsto que en las próximas horas, el cuerpo de Fernando Vásquez sea trasladado al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) para llevar a cabo los procedimientos correspondientes y determinar las circunstancias exactas de su fallecimiento.

La tragedia de Nagua pone de manifiesto, una vez más, la importancia de extremar las precauciones al disfrutar de las playas y del mar, especialmente durante la temporada de verano, cuando las corrientes pueden resultar particularmente peligrosas. Las autoridades han reiterado su llamado a la ciudadanía a seguir las indicaciones de seguridad y estar atentos a las condiciones del mar para evitar futuros incidentes lamentables.