Desmonte en playa Grand Grossier provoca conflicto entre autoridades y empresarios turísticos en Montecristi

0
26
Desmontan Kiosko en Monte Cristi

Las autoridades de Medio Ambiente inician la retirada de quioscos en playa Grand Grossier, generando enfrentamientos con empresarios y guías turísticos de Montecristi.

Por Carlos Santana

Montecristi se ha convertido en el epicentro de un enfrentamiento entre las autoridades ambientales y los actores del sector turístico local. El reciente desmonte de quioscos y columpios en la playa Grand Grossier, conocida también como Banco de Arena, ha desatado una controversia que involucra a funcionarios, empresarios y la comunidad local.

El director provincial de Medio Ambiente, Juan Guzmán, junto a Lenin Inoa, encargado del Parque Nacional en la provincia, encabezaron la operación de retirada de estas estructuras en una medida que, según ellos, busca proteger el entorno natural. Sin embargo, esta acción ha sido recibida con fuertes críticas por parte del Clúster Turístico de Montecristi, pescadores, dueños de pequeñas embarcaciones, guías turísticos y hoteleros, quienes consideran que las instalaciones no dañan el medio ambiente.

Radhames Álvarez, un empresario local, ha expresado su desconcierto ante esta decisión. "Las estructuras, hechas de madera, no impactan el medio ambiente ya que son ecoamigables", señaló Álvarez. "No entiendo las razones por las que el director interino de Medio Ambiente en Montecristi está empeñado en desmontar los quioscos y los columpios, que son un atractivo para los visitantes".

El descontento se ha extendido hasta el ámbito político. El alcalde de Montecristi, Jesús Jerez, anunció su intención de declarar personas no gratas tanto a Guzmán como a Inoa. Según Jerez, existen problemas más urgentes que deberían recibir atención prioritaria, como la extracción ilegal de arena y la tala indiscriminada de árboles.

Grand Grossier, situada justo detrás del icónico Morro, dentro de los límites del Parque Nacional subacuático Montecristi, es una joya natural y un imán para el turismo. La playa es valorada no solo por su belleza, sino también por las instalaciones que ofrecen comodidad y atractivo a los visitantes. La eliminación de los quioscos y columpios amenaza con afectar la afluencia turística y, consecuentemente, la economía local.

El debate sobre cómo equilibrar el desarrollo turístico con la protección ambiental está en pleno auge. La comunidad de Montecristi espera que se logre un consenso que permita preservar tanto el patrimonio natural como los intereses económicos de la región. Mientras tanto, la tensión entre las autoridades ambientales y los sectores afectados continúa, en busca de una solución que satisfaga a todas las partes implicadas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here