Los munícipes de Sabana Iglesia rechazan la instalación forzosa de contadores de Edenorte

0
65
Moradores protestan contra contadores en Sabana Iglesia

Los residentes de Sabana Iglesia se oponen a la instalación de contadores de Edenorte, alegando invasión a su libertad y un incremento en la facturación eléctrica. Exigen tarifas fijas para todo el municipio.

Por John Santos Montero

Sabana Iglesia, Santiago, República Dominicana.- La población de Sabana Iglesia ha manifestado su rotundo rechazo a la instalación de contadores eléctricos por parte de la Empresa Distribuidora de Electricidad del Norte (EDENORTE).

Los vecinos aseguran que estas acciones, realizadas en compañía de la Policía Nacional, constituyen una violación a la libertad de los ciudadanos, quienes se ven obligados a aceptar la instalación de los dispositivos casa por casa.

Los munícipes explicaron que decidieron retirar los contadores de sus hogares y comercios debido a las elevadas facturas que reciben, indicando que la medida ha provocado un considerable aumento en el costo de la electricidad. "Antes pagábamos una tarifa fija que era más manejable. Ahora, con los contadores, las facturas han subido desproporcionadamente", comentó un residente afectado.

Las comunidades de Sabana Iglesia, a excepción del casco urbano, cuentan con tarifas fijas para el servicio eléctrico. Los habitantes señalaron que aún falta cerca de un 30% de viviendas en esta zona para que también sean incluidas en el esquema de tarifas fijas de Edenorte. "Es injusto que solo una parte de la comunidad tenga acceso a estas tarifas. Todos deberíamos ser tratados por igual", añadió otro vecino.

Movilización y protesta

La dirigente comunitaria, Griselda de Tavares, ha sido una de las voces más destacadas en la protesta. "Edenorte quiere poner contadores a la fuerza a los munícipes, han mandado un grupo de guardias, forzando, y no queremos los contadores", denunció en una reciente asamblea vecinal. Según Tavares, la presencia de la Policía Nacional ha generado un clima de tensión y malestar entre los habitantes.

En respuesta a esta situación, la comunidad ha organizado varias movilizaciones pacíficas y ha solicitado la intervención de las autoridades locales y nacionales para mediar en el conflicto. "No estamos en contra de pagar por el servicio eléctrico, pero las condiciones deben ser justas y no debemos sentirnos presionados o intimidados", explicó Tavares.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here