Escasez de medicamentos esenciales afecta a usuarios de la Farmacia del Pueblo del Hospital Cabral y Báez

0
150
Hospital Regional Universitario José María Cabral y Báez

Por Carlos Ricardo Fondeur Moronta

La falta de medicinas esenciales en la Botica Popular Promese-Cal, o Farmacia del Pueblo, ubicada dentro del perímetro del Hospital Regional Universitario José María Cabral y Báez, en Santiago de los Caballeros, crea inconvenientes a los usuarios, la mayoría de la tercera edad, que van desde la pérdida de dinero y tiempo al enfrentarse al caótico tráfico en una ciudad alborotada por las construcciones públicas y privadas.

La farmacia popular opera dentro del Hospital Cabral y Báez y se ubica en la esquina formada por las avenidas 27 de febrero, la principal vía metropolitana de Santiago, y la céntrica Sabana Larga, donde se dan cita los enfermos que requieren medicinas de bajo costo y genéricas.

En dicho centro médico público, que ofrece todos los servicios hospitalarios para la Región Norte, confluyen diariamente miles de usuarios buscando atención gratuita. El Hospital Regional Universitario José María Cabral y Báez pertenece a la red de hospitales del Estado Dominicano, cuyas operaciones se respaldan por el sistema de Seguro Nacional de Salud (SENASA), subsidiado por el gobierno dominicano.

Tras investigar las necesidades de los usuarios de la Botica Popular del referido hospital público, se encontró que la mayoría de los enfermos buscan adquirir medicamentos esenciales como Cardioaspirina 81 ml., pregabalina, que sirve para tratar la Neuropatía diabética, la Neuralgia pos-herpética, la Epilepsia, el Trastorno de ansiedad generalizada y la Fibromialgia, así como la difenhidramina, que se utiliza para aliviar los síntomas de alergias, tos, náuseas, vómitos, vértigo e insomnio, entre otras afecciones comunes.

En varias ocasiones, faltan en los estantes medicamentos esenciales para el ser humano, como las pastillas que controlan la diabetes, en especial la metformina, y los medicamentos para estabilizar la presión arterial en sus diversas denominaciones. El espacio destinado al almacenamiento de medicamentos es limitado, comparable a las tiendas de barrio, con claras restricciones de espacio y productos.

La mayoría de los adultos mayores que asisten a la principal botica popular de la ciudad, al encontrarse en el Hospital Regional Universitario José María Cabral y Báez (HRUJMCB), el mayor centro hospitalario del país y uno de los más grandes de Latinoamérica, sufren de un sol abrasador y de lluvias en ocasiones, al permanecer al aire libre, sin ninguna protección, y al final, se marchan del lugar sin adquirir los medicamentos esenciales que necesitan.

En este lugar, se venden principalmente jabones de diversos tipos y calidades, cremas para la piel, antihistamínicos, supositorios íntimos y los medicamentos que son abundantes en otras boticas populares del país. El centro cuenta con un personal altamente calificado y ofrece atención de primera calidad, a pesar de la falta de medicamentos esenciales para la población.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here