Llegó el cambio en medio del desorden heredado de gobiernos anteriores

0
170

Todo dominicano que esté pisando el suelo de República Dominicana sabe, que el gobierno del cambio, encabezado por el presidente Luís Abinader Corona, llegó en medio de la pandemia del Covid-19 y el desorden heredado de gobiernos anteriores.

Los dominicanos vivimos en un país cansado de corruptos y corruptelas, impunidad, contaminación visual y sónica.

Sufrimos por la delincuencia, el ruido de los motores con muffler recortados, lanzamiento de desperdicios sólidos (basura) y descarga de heces a los ríos a través de las cañadas de aguas negras.

Mejor no seguimos mencionando tantos males para evitar un infarto en este caos heredado por el nuevo gobierno.

Y llegó el cambio. Ahora preguntamos, qué pasará en el próximo cuatrienio?. Vemos al presidente constitucional Abinader Corona, envalentonado tratando de enderezar lo torcido.

Mencionamos los principales males, pero ¿podrá un solo hombre hacer los cambios esperados por todos?. Se requiere de un gran equipo y el apoyo de la población.

Hay problemas que podrían corregirse con poco esfuerzo, sin embargo hay otros con raíces muy profundas.

¿El cambio llegó para ordenar el desorden encontrado?

Generalmente oímos a muchos dominicanos culpar erróneamente a los gobernantes de turno, de todo el desorden heredado de gobiernos anteriores.

Pero, ahora que llegó el cambio prometido por el PRM, muchos se preguntan si el gobierno de Abinader podrá ordenar el caos hallado.

Y Yo pregunto: ¿quienes arrojan los plásticos que obstruyen los drenajes pluviales?. Podríamos hacer otras preguntas.

Para tener un país decente, como muchos queremos y soñamos, se requiere una labor conjunta. Hay que decir con voz alta que las autoridades dominicanas tienen que apretar la muñeca de sus manos.

Ahora estamos en el mejor momento para impulsar los cambios estructurales requeridos por el país porque ya pasaron las elecciones y no habría costo político por iniciar las transformaciones esperadas.

Las primeras señales en el corto tiempo del gobierno del cambio se han dejado ver y según luce, hay voluntad para hacer mejoras y terminar con el desorden encontrado. Pero como escobita nueva barre bien, ya veremos, sobre todo por aquella frase que dice “del dicho al hecho hay mucho trecho”.

Vamos arriba! Ahora toca esperar para saber si el nuevo gobierno evitará a los dominicanos, seguir viviendo en este desorden o si solo se trata de cambiar de montura (gobierno).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here