Un arduo trabajo político que debería ser premiado por el nuevo gobierno

0
230

En la construcción de un proyecto político y de una campaña electoral que concluya con un triunfo en las urnas, hay dirigentes que “se las juegan” y ponen en peligro hasta su integridad física sobre todo, por su arduo trabajo proselitista que debería ser premiado en este caso por el nuevo gobierno.

Sin embargo, sorprende que a la hora de reconocer y premiar los resultados del trabajo político, se margina y hasta se olvidan los aportes de esos que asumen desafíos que otros no se atreven.

En el caso de Santiago y el PRM, llama la atención que los abogados y comunicadores Nelson Abreu y Marcos Martínez no hayan recibido el trato que se merecen en el inicio del nuevo gobierno.

Es posible que podamos sumar al secretario general, Federico Reynoso, al ex-diputado Robinson Díaz, entre otros.

Sin embargo, nadie como Nelson Abreu y Marcos Martínez. Abreu es fundador del proyecto político del presidente Abinader y fue un hombre “sin tregua” en la oposición, tenaz, desafiante y sin dobleces.

Marcos, en cambio, es un hombre de Hipólito Mejía, pero es un símbolo de la oposición al PLD y en la oposición arriesgó hasta su vida por el PRM. Nelson es vicepresidente del comité provincial del PRM y Marcos fue director ejecutivo adjunto del comité de campaña de Santiago.

Inexplicable que hoy no sean protagonistas en los decretos que ha emitido el presidente Abinader a favor de dirigentes del PRM. Como esos dos, nadie en Santiago se la jugó en contra del PLD.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here