Aumenta a 10 los muertos y 52 heridos por explosión en el centro de San Cristóbal

0
274

Una explosión en una fábrica de plásticos en San Cristóbal, ha desencadenado un devastador incendio. Diez personas han perdido la vida, decenas resultaron heridas y desaparecidas.

La ciudad de San Cristóbal, República Dominicana, se encuentra en estado de conmoción tras el desolador incendio desatado por una explosión en una fábrica de plásticos o recicladora, ubicada en las cercanías del Mercado Modelo.

Las llamas, que surgieron tras la detonación ocurrida el pasado lunes por la tarde, han cobrado la vida de al menos 10 personas, en tanto que decenas de individuos resultaron heridos, algunos en estado grave.

La triste noticia fue confirmada a Diario Cibao en la jornada de hoy por el alcalde del municipio, José Montás, quien informó que alrededor de 11 personas se encuentran en calidad de desaparecidas, generando angustia entre sus familiares y seres queridos. La situación es aún más devastadora, ya que más de 52 personas han sido afectadas por el siniestro, algunas de ellas luchan por su vida debido a la gravedad de sus heridas.

El trágico suceso, que tuvo origen en la explosión ocurrida en la zona comercial de la calle Padre Ayala, ha dejado un panorama desolador en la ciudad. Edificios han colapsado y al menos 17 vehículos han quedado reducidos a cenizas, mientras que el fuego persiste, desafiando los esfuerzos de los equipos de bomberos para extinguirlo por completo. Hasta las primeras horas de la mañana de hoy, las llamas mantenían su feroz avance, complicando las labores de rescate y control.

El presidente Luis Abinader ha llegado a San Cristóbal para brindar detalles adicionales sobre la magnitud de la tragedia y las medidas que el gobierno asumirá para brindar asistencia a los afectados. En medio de la desolación, la presencia del líder nacional busca llevar un mensaje de solidaridad y esperanza a una comunidad en shock.

Sin embargo, la tragedia se ve empañada por actos de vandalismo. Durante los momentos de caos y confusión que siguieron a la explosión, individuos inescrupulosos aprovecharon la situación para saquear establecimientos comerciales afectados por el incendio y robar pertenencias de personas que luchaban por sobrevivir.

Estos actos indignantes se han sumado a la angustia de la comunidad y han generado una respuesta enérgica por parte de las autoridades, que se comprometen a garantizar la seguridad y el respeto en medio de la adversidad.

La ciudad de San Cristóbal se enfrenta a una catástrofe de proporciones devastadoras, pero la unidad y la solidaridad de su gente se alzan como luz en medio de la oscuridad.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here