Ser leal a un propósito de vida, un valor que debemos practicar

0
338

Por Pedro De La Cruz

Desde pequeño tuve siempre inquietudes sociales y con el paso del tiempo entendí la importancia de ser leal a un propósito de vida, un valor que debemos practicar. Nuestra aspiración inicial era criarme en barrios iconos de Santiago como Pueblo Nuevo, los ensanches Dolores, Bermúdez, Bolívar, Roman, el sector Baracoa, entre otros.

En aquel tiempo la escasez se hacía palpable por la falta de los servicios básicos, y el desenvolvimiento económico de la época, próximo al fin de la Segunda Guerra Mundial

Mi padre era chofer del transporte público. En esos años había un sistema de alternativo en las rutas de transporte de la ciudad: un día llevaban un color y al siguiente otro para dar oportunidad a que se alternaran los vehículos públicos.

Gio, mi padre era muy laborioso. Trabajaba todos los días para lo cual por las noches, teníamos que cambiar el color en el capo.

La disciplina impuesta por mis padres nos dio la capacidad de ser responsables y trabajar como familia en equipo. Estuvimos juntos con una visión colectiva, éramos una empresa familiar. Y podríamos resaltar ante el vecindario como los más prósperos. Incursionamos en varias tareas, desde transporte público, paqueteros(ventas de mercancía ambulante), obreros en la gran manzana (N. Y.) y empresarios ( red de Cafeterías). Todo ese proceso nos preparó para tener una visión amplia del progreso y bienestar, logrado con grandes sacrificios y esfuerzos del equipo familiar.

¿Por qué regresamos a nuestro país?

Tuve la oportunidad de hacer vida en el extranjero pero decidimos retornar a la tierra que nos vio nacer. La principal causa del regreso fue que entendimos que seríamos un número dentro del sistema americano, cuya prioridad es producir.

El resultado de esto fue tener la perseverancia para saltar de nivel y llegar al máximo grado académico en la PUCMM, para luego emprender y tener liderazgo en el campo donde nos formamos: Ingeniería Eléctrica. Desde esa profesión hemos trabajado en proyectos de desarrollo a nivel industrial y comercial de nuestra ciudad.

Siempre hemos tenido la pasión por servir, iniciándonos en instituciones de servicios como La Defensa Civil y con el rescate de la planta de agua potable de Santiago, colapsada por el huracán David. Fue mi primera experiencia de servir con altruismo.

Desde entonces hemos estado presentes en los temas de defensa de los intereses del colectivo, fundando instituciones de servicios comunitarios. Asimismo tomando las decisiones para ocupar posiciones públicas para aportar a nuestro país.

Por todo ello podemos y nos atrevemos a decir: “cuando se quiere se puede, siempre pensando estar del lado del bien”.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here