Pasiones mortales en Cotuí: El oscuro móvil detrás del crimen de Yennely Andreina Duarte

0
322
Ammy Hiraldo Peña y Yennely Andreina Duarte

Una historia de amor oscurecida por celos y violencia deja una joven muerta y una comunidad conmocionada en República Dominicana.

Por Valentina Garcia

Cotuí, República Dominicana.- En una trama tejida con los hilos sombríos de los celos y la pasión desbordada, Ammy Hiraldo Peña, de apenas 21 años, ha confesado ante las autoridades el móvil oculto tras el macabro crimen que ha estremecido la apacible comunidad cotuisana y más allá.

La joven, presunta autora del asesinato a puñaladas de Yennely Andreina Duarte, de apenas 18 años, se entregó voluntariamente a las autoridades policiales tras perpetrar el acto que ha dejado a una familia destrozada y a una localidad sumida en el horror.

Según relatos oficiales, Ammy, en un arrebato de celos y descontrol, admitió haber propinado múltiples heridas cortopunzantes a Yennely, con quien mantenía una relación sentimental. El trágico desenlace habría acontecido después de una acalorada disputa entre ambas jóvenes.

La policía, tras una intensa investigación, ha revelado que la presunta homicida, en un intento de ocultar su crimen, habría adquirido gasolina con la intención de quemar el cuerpo de su víctima.

En un escenario desgarrador, los investigadores han determinado que Yennely, en un último intento desesperado por salvarse, presentaba heridas en las palmas de las manos y la planta de los pies, marcando su intento fallido por protegerse de los feroces ataques de su agresora.

Los detalles siniestros de este acto macabro se despliegan como una novela de suspenso: Ammy, utilizando amoniaco, una toalla y un arma blanca, habría planeado dormir a su víctima antes de segarle la vida.

El vehículo familiar de la presunta autora habría sido utilizado como parte del plan diabólico para consumar el crimen, arrojando una sombra aún más oscura sobre este trágico suceso.

Las imágenes captadas por cámaras de seguridad han arrojado luz sobre los momentos previos al crimen, mostrando a Ammy adquiriendo el producto químico que utilizaría en su acto atroz.

En tanto, la comunidad de Cotuí se debate entre la incredulidad y el estupor ante la revelación de los oscuros secretos que se escondían tras la fachada de una historia de amor juvenil.

Ahora, mientras la confesa autora de este lamentable hecho enfrenta los rigores de la justicia, una familia llora la pérdida irreparable de una hija, y una comunidad se aferra a la esperanza de encontrar consuelo en medio de la oscuridad que ha envuelto sus vidas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here