Haití: Una intervención necesaria

0
109

Por mis planteamientos en el presente artículo-reflexión muchos me criticarán. Algunos hasta me podrían enviar a cualquier tipo de sanedrín, de esos que en épocas ya muy lejanas hasta se quemaban vivos a quienes osaban disentir con las decisiones u opiniones de los poderes reales. Pero es mi convicción.

En Haití, se hace más que necesaria, urgente, una intervención militar, en donde tomen participación activa cada una de aquellas potencias que dicen y pregonan defender los derechos humanos, para evitar a como dé lugar que el terror continúe imperando en contra de los diversos sectores de esa empobrecida nación.

Haití requiere una intervención urgente y necesaria.
Pandilleros protestaban violentamente en julio del 2021 en Puerto Príncipe Haití por el asesinato del presidente Jovenel Moïse.

La misma debería estar protagonizada por los Estados Unidos, seguida por Canadá, Francia e Inglaterra. No vemos solución alguna que nos sea esa.

Los diversos sectores, entiéndase intelectuales, políticos, militares y económicos, han dado demostraciones cimeras de que no están en capacidad de buscarle una salida a sus múltiples problemas que desde hace muchas décadas vienen padeciendo.

El casi control total por parte de las más de 52 bandas armadas que pululan como cacicazgos en cada una de las regiones y en su capital Puerto Príncipe, es más que muestra fehaciente de que allí la única ley que impera es la de “Sálvese quien pueda”.

Sus débiles autoridades cada vez más lucen acorraladas ante un gigantesco caos del cual los más perjudicados somos precisamente sus vecinos más cercanos.

Es imposible la realización de un proceso electoral en esa nación para escoger mediante la consulta popular a quien de manera constitucional pudiera ser el sustituto del asesinado Presidente Jovenel Moise, ya que el poder delincuencial y la de los cuerpos paramilitares es tan inmenso, que de rodilla tienen a toda una comunidad internacional que ya no sabe qué hacer con lo que allí impera.

De no hacer lo que recomendamos como única salida al caos que allí se vive, la situación se podría tornar más que peligrosa insostenible para nosotros sus vecinos más cercanos, y esto, lean bien señores entidades internacionales y países que defienden los derechos humanos, hasta nos podría llevar a una confrontación armada de impredecibles consecuencias para la isla y parte de Latinoamérica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here