Escándalo ambiental: empresa degrada el nacimiento del río Yaque del Norte en Manabao

0
304

Manabao, un pequeño pueblo enclavado en las montañas de Jarabacoa, República Dominicana, se encuentra en el ojo del huracán tras un escándalo ambiental sin precedentes. Una empresa inmobiliaria ha decidido construir decenas de solares en la zona de amortiguamiento de la Cordillera Central, justo en el área del nacimiento del río Yaque del Norte, uno de los ríos más importantes de la isla.

El portal Diario Jarabacoa compartió a través de su cuenta de Twitter un video en el que se puede apreciar la turbidez del agua del río Yaque del Norte, resultado del vertido de una gran cantidad de tierra en el acuífero.

Los habitantes de la comunidad, cansados de ver cómo su entorno natural se deteriora progresivamente, presentaron denuncias a las autoridades del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales lideradas por el ministro Miguel Ceara Hatton, pero ninguna respuesta llegó.

El silencio por parte de las autoridades, sumados al poder económico de la empresa, permitieron que la construcción siguiera adelante.

La intervención de la empresa en el área ha tenido un impacto significativo en el curso del río, alterando su flujo y afectando la flora y fauna acuáticas que dependen del agua.

La construcción de solares también ha generado polvo y emisiones de gases contaminantes, lo que ha disminuido la calidad del aire en la zona. La tierra removida del sitio también puede erosionarse y reducir la calidad del suelo, lo que afecta el crecimiento de las plantas y la capacidad del suelo para retener agua.

El río Yaque del Norte, que nace en la Cordillera Central, próximo a Manabao, es vital para el ecosistema y el sustento de las comunidades que viven en su entorno.

Los pescadores y agricultores dependen del agua y la vida que alberga el río para subsistir. La empresa inmobiliaria ha afectado no solo el medio ambiente, sino también la economía y el bienestar de las personas.

El escándalo ambiental ha generado indignación y movilización por parte de la comunidad y de organizaciones ambientales a nivel nacional. Lugareños se quejan de que la situación en Manabao es solo un ejemplo de cómo la avaricia y el desinterés por la naturaleza pueden degradar el entorno y afectar su vida.

Piden a las autoridades actuar de manera inmediata y efectiva para detener este crimen ecológico y asegurar la protección de la naturaleza. La comunidad de Manabao y el resto del país esperan que se tomen medidas para evitar que eventos como este sigan ocurriendo. Los moradores alegan que el río Yaque del Norte, símbolo de la biodiversidad de la isla, merece ser protegido y preservado para las generaciones presentes y futuras.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here