Triple crimen en Bonao: homicida confiesa deseo de matar a una cuarta persona

0
226

El espanto se cierne sobre Bonao: Carlos Campusano Arias, el vigilante que en un arrebato violento segó la vida de dos mujeres y un guachimán, ha confesado su tristeza por no haber podido cumplir su macabra meta de matar a una cuarta víctima.

Mientras convalecía en el centro asistencial, el hombre desquiciado compartió con los periodistas su oscuro motivo para cometer tales atrocidades. Su mente torturada anhelaba venganza contra una mujer que lo había delatado ante su esposa, revelando su doble vida amorosa.

Con su alma corrompida, Campusano Arias planeó y ejecutó su plan macabro, que inició con el asesinato de la primera mujer y culminó en el exterminio de dos almas más, incluyendo la de su propia esposa, Mayra Mordán García, de 52 años; su amante, María Juana Ortiz Portorreal, de 41 años, y el guardia de seguridad del residencial Chamal II, Basilio Lebrón Pinales, de 48 años.

Pero su sed de sangre no se sació ahí, Campusano Arias hirió gravemente a otras dos personas, baleando a su propio hijo, Víctor Alfonso García, y apuñalando a Wandy Tomás Bonifacio Ramírez, propietario de la residencia donde laboraba su esposa como doméstica.

La historia del vigilante es una de las más atroces y desconcertantes que se recuerdan en Bonao. Según una hija del homicida, el hombre había amenazado con matar a todos si su esposa no se reconciliaba con él, puesto que ella terminó la relación al enterarse de su doble vida. La comunidad de Bonao, todavía aturdida por la tragedia, busca respuestas y justicia ante un hecho que ha dejado una estela de dolor y sufrimiento en sus corazones.

Por redacción de Diario Cibao | Bonao, RD | 26 de abril de 2023.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here