Tragedia en Caño Azul: tres vidas segadas por un fatídico accidente de tránsito

0
239

En la comunidad de Caño Azul, en el municipio Cabrera de la provincia María Trinidad Sánchez, un trágico suceso vial ocurrido este sábado, ha dejado un saldo desolador de un hombre y dos mujeres fallecidos, como si el destino hubiese escrito un capítulo oscuro en sus vidas.

Las víctimas, Carmelina Hernández, a quien llamaban cariñosamente "Pamela", Andrely Camilo Hernández, conocida como "Siamely" de apenas 22 años, y Yael Pascual Paniagua Alvarado, una joven de 20 años, se encontraron con la muerte en un instante que parecía eterno.

Los primeros informes narran que los fallecidos viajaban en una pasola desde Cabrera hacia Nagua, cuando una patana los embistió violentamente por detrás, desatando una cadena de eventos que culminaría en esta terrible tragedia. El impacto, de una magnitud inimaginable, lanzó a los jóvenes hacia otro vehículo, causándoles heridas mortales que les arrebataron la vida en un abrir y cerrar de ojos.

Siamely, con sus sueños desvanecidos y su vida cortada abruptamente, sucumbió al instante debido a múltiples fracturas y heridas de gravedad. Mientras tanto, Yael y Pamela, luchando valientemente por sus vidas, fueron llevadas de emergencia al Hospital Dr. Antonio Yapor Heded, en el municipio de Nagua. Pero sus esfuerzos por salvarlas resultaron inútiles, ya que ambas jóvenes perdieron la batalla mientras recibían atención médica.

El dolor y la angustia de sus seres queridos se mezclan con la tristeza de dejar atrás a una hija cada una, condenándolas a enfrentar una realidad de orfandad y desconsuelo. Las víctimas, que residían en el municipio de Nagua, ahora dejan un vacío lleno de luto en los hogares que una vez albergaron sus risas y alegría.

Testigos presenciales relatan que, momentos antes de este trágico encuentro con el destino, los jóvenes disfrutaban de un apacible día en un balneario cercano al lugar del fatídico evento. Las risas y el efímero goce de la juventud parecían presagiar un futuro prometedor, pero el destino tenía otros planes reservados para ellos.

En este doloroso accidente, también resultó herido el conductor del otro vehículo involucrado, cuya identidad aún se desconoce. Los agentes de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett) se encargaron de trasladar al herido a un centro de salud para recibir la atención médica necesaria. Mientras tanto, el conductor de la patana, apenas consumada la tragedia, emprendió una precipitada huida según los reportes preliminares.

Hoy, en el tranquilo Caño Azul y en las calles de Cabrera y Nagua, se respira una atmósfera de pesar y desconsuelo.

Por redacción de Diario Cibao | Cabrera, RD | 20 de mayo de 2023

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here