Nagua: "Resurrección de un muerto" en cementerio genera pánico

0
791
Nagua: "Resurrección de un muerto" en cementerio genera pánico

Nagua, República Dominicana.- En una historia propia de Semana Santa, la voz de ¡Estoy vivoooooooo!… salida desde el cementerio fue el detonante para que toda una comunidad entrara en pánico en este municipio.

La noticia corrió como pólvora: “un hombre que enterraron vivo la mañana de ayer ha resucitado”!, fue una de las tantas historias que se armaron en el momento.

Y mientras muchos corrieron sorprendidos hacia la puerta del campo santo, otros huyeron lejos asustados.

Una llamada al 911 trajo consigo un ejército de la Defensa Civil, del Sistema Nacional de Atención a Emergencias y Seguridad 9-1-1 y del Cuerpo de Bombero. Uno de sus miembros, no menos “paniquiado”, se acercó a la puerta del campo santo y con una cizaña trató de cortar el candado.

Al acercarse vino el pánico. Y es que al “muerto” gritar: “Guayyyyyyyyyy…estoyyyy vivoooooo!”, puso chivo al bombero, quien sin pensarlo mucho dio un paso atrás, mientras la presencia de los cientos de curiosos reunidos frente al cementerio le daban un poco de valor, el cual no fue suficiente para el sereno del depósito de cadáveres, quien ya minutos antes había salido como bólido sin que en ese momento se conociera su paradero, según pudo comprobar un policía que llegó para enfrentar la situación, pues al preguntar por él le dijeron simplemente que había huido sin rumbo conocido.

 Hoy el sereno, conocido como Ramoncito, todavía está en su casa con fiebre y un dolor de cabeza enorme. Y es que el susto fue tan grande que solo atinó a correr cuando escuchó en la puerta del cementerio la voz fuerte “Estoy vivooooo”; pues según cuenta su hija Mencía, esa voz aun le retumba en los oídos.

La Defensa Civil desde que llegó tomó el control y el bombero ya estaba más tranquilo y rompió el candado, abrieron la puerta y era verdad a la entrada del cementerio había un joven que puso a muchos a correr gritando en pleno cementerio y ya de noche…-Estoyyyyy Vivoooooooo.

Ya calmada la cosa, miembros de la Defensa Civil y del 911 recogieron al joven, lo montaron en la ambulancia y fue trasladado al hospital público de Nagua.

Después de todo ese avispero entre sustos y correderas del miedo a los fieles difuntos, se conoció que el joven encontrado allí, identificado como Rafael Alfredo, de 23 años, tiene problemas mentales y al parecer se quedó encerrado dentro del campo santo sin que el sereno notara su presencia al momento de poner candado a la puerta principal.

Ah, Rafael Alfredo fue llevado al hospital Hospital Antonio Yapor Heded de Nagua, donde se encuentra recibiendo atenciones médicas. Fuente

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here