El artista cibaeño falleció a los 70 años de edad luego de sufrir un infarto fulminante mientras dormía en su casa del sector Las Flores de Moca

Por Nicolás Arroyo Ramos

MOCA, provincia Espaillat: El fallecimiento la madrugada de este miércoles de Francisco García (Musiquito), destacado y popular director de orquesta de merengue, cantante y compositor de las décadas de los años 70s, 80s y 90s, ha ocasionado gran pesar en esta localidad, donde había nacido hace 70 años.

El cuerpo sin vida del popular artista mocano y autor del famoso tema “Cómetela Ripia”, es velado en la funeraria municipal de esta localidad, con la asistencia de familiares, amigos, compañeros del arte y autoridades. Se espera que por la amplia trayectoria profesional, tanto en el ámbito nacional como internacional,  por lo que se espera recibirá un gran tributo del pueblo donde nació y amó.

Musiquito, se inició en el mundo de la música a la edad de 9 años en la Banda de Música Municipal de su pueblo al inicio de la década del 60, incursionando luego en varias agrupaciones musicales, entre las que se destacaron la del maestro Luis Ovalles. Por el estilo peculiar de bailar y el contenido de sus composiciones fue llamado “Pionero del merengue de calle en la República Dominicana”.

Al separarse de la orquesta del maestro Ovalles, formó su propia orquesta, la que popularizó nacional e internacionalmente, tanto en los Estados Unidos de Norteamérica, Europa y Centroamérica. El autor de los populares temas musicales, “Yo lo coloco”, “Chocolate”, “Señor va a limpiar”, “El Añoñaíto”, era muy querido en su pueblo natal, donde había regresado hace algún tiempo, luego de residir en los Estados Unidos de Norteamérica.

“Le dije a mi amigo Luis Ovalles que si yo vuelvo a nacer quiero ser músico otra vez. Porque la música siempre ha sido mi norte. Cuando tenía siete años ya bailaba en el Parque Ramón Cáceres de mi pueblo, hasta que el director de la banda municipal se quejó con mi madre a quien le dijo que no podía seguir bailando mientras ellos tocaban porque les estaba quitando la atención», recordaba el finado merenguero.

“Una noche veníamos de La Romana de amenizar una fiesta y el vehículo que nos transportaba tuvo un accidente fatal. En ese momento le pedí a Dios que me diera una señal. Que me dijera si quería que siguiera y que de ser así haría una orquesta. Eso fue lo que sucedió, soy una persona creyente y por esa razón lo hice”, comentó en una entrevista.

Musiquito defendió a rajatablas la supremacía del merengue sobre los demás géneros. Basa su argumento en el hecho de que cuando él o sus colegas amenizan un baile la pista no se queda vacía. “Puede haber música urbana, pero eso pasó.

«El merengue es el merengue, yo estoy recibiendo llamadas de Colombia y Panamá en estos momentos. La música urbana es más fácil, para tocar un merengue hay que nacer. Es más difícil que la bachata, la bachata la canta cualquiera”, decia.

«Le dijo a mi madre que me inscribiera en la academia de música y después de dos meses ya me sabía el método de solfeo”, concluyó en una entrevista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí