Haitiano acusado de envenenar acueducto es apresado en Jarabacoa

0
118

La Policía Nacional arrestó a un ciudadano haitiano acusado de envenenar el agua del acueducto de Manabao, afectando a cientos de familias. El detenido niega las acusaciones.

Por Kairo Álvarez

La Policía Nacional en Jarabacoa, La Vega, ha arrestado a Marco Pierre, un ciudadano haitiano, acusado de envenenar parte del acueducto del Distrito Municipal de Manabao. Según la acusación, Pierre habría depositado dos botellas de un veneno llamado Gramoxone en una de las cañerías que abastece de agua a la comunidad.

La alerta se encendió cuando varios residentes comenzaron a experimentar síntomas de intoxicación, lo que llevó a una investigación inmediata. Como medida preventiva, las autoridades han instado a la población a dejar las llaves abiertas hasta que el sistema se descontamine y a no consumir el agua hasta nuevo aviso. Hasta el momento, una persona de nacionalidad haitiana ha sido hospitalizada tras ingerir el agua presuntamente envenenada, según informaron fuentes hospitalarias.

Pierre, al ser abordado por periodistas, negó rotundamente las acusaciones. El haitiano acusado de envenenar el agua aseguró que lleva varios años residiendo en el distrito de Manabao y que es la primera vez que enfrenta una acusación de este tipo. "Yo no hice eso porque yo bebo del agua", declaró el joven, afirmando ser una persona buena y querida por la comunidad, incapaz de hacer daño. "Soy un hombre de paz, todos en la comunidad me conocen y saben que no sería capaz de algo así", añadió, visiblemente afectado por la situación.

Las autoridades locales se han mostrado cautelosas en sus declaraciones, subrayando la necesidad de una investigación exhaustiva antes de llegar a conclusiones definitivas. Las autoridades están tomando todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad del agua y de los habitantes de Manabao.

La Policía Nacional, por su parte, ha indicado que se están realizando pruebas adicionales en el agua y que se investigarán todas las posibles motivaciones detrás del presunto envenenamiento.

Mientras tanto, en el Distrito Municipal de Manabao, el ambiente es de preocupación y cautela. Los vecinos han seguido al pie de la letra las recomendaciones de las autoridades, dejando correr el agua para ayudar en la descontaminación y absteniéndose de su consumo. "Es una situación muy difícil, tenemos miedo y no sabemos qué va a pasar", comentó Fausto Cabrera, un dirigente comunitario de Jarabacoa.

Las autoridades de Salud se han trasladado al lugar para investigar la denuncia y garantizar la seguridad del agua suministrada a la población. Equipos de emergencia trabajan de manera ininterrumpida para asegurar que el suministro de agua vuelva a ser seguro lo antes posible. "Estamos haciendo todo lo posible para resolver este problema rápidamente y asegurar que no haya más riesgos para la salud de los residentes", señaló Virgilio Cosma, encargado de Salud Pública en Jarabacoa.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here