Entre balas y sombras estrelladas: El oscuro telón de Valverde se tiñe de sangre con el primer feminicidio del 2024

0
66
Violencia de genero

Por Valentina Garcia

En un duelo trágico entre la oscuridad y el eco de disparos, el cabo Vladimir Heredia arrebata la vida a su esposa, Nolvery Domedy Vanderhorst Delgado, marcando un cruel inicio de año.

VALVERDE, República Dominicana.- En la penumbra de Valverde, un funesto capítulo se escribía en el silencio de la madrugada de este martes 2 de enero. Bajo el cielo estrellado, un trágico destino se tejía en los callejones de una comunidad envuelta en la sombra del primer feminicidio del 2024 en el país.

El eco ominoso de disparos resonaba en el sector Tierra Seca del paraje Los Cayucos, en el municipio de Mao. Allí, en una danza de balas, la vida de Nolvery Domedy Vanderhorst Delgado, también miembro de la Policía Nacional, se desvanecía entre las sombras.

Vladimir Heredia, cabo de la Policía y esposo de la víctima, se convertía en el protagonista de este desgarrador acto. Según las autoridades, el oscuro desenlace tuvo lugar en la intimidad de la casa que compartían, donde una acalorada disputa se transformó en un duelo de consecuencias mortales.

El informe policial narra la escalofriante secuencia: Heredia, tras herirla en la habitación, persiguió a su esposa mientras intentaba escapar. El repiqueteo de los disparos resonaba en la madrugada, y la mujer, herida de muerte, caminó unos pasos antes de desplomarse en un inevitable destino de sangre.

La comunidad despertó con el eco trágico, y las autoridades se movilizaron. Heredia, con el peso del crimen sobre sus hombros, se entregó sin resistencia, entregando el arma de reglamento impregnada de tragedia a las autoridades locales.

La dolorosa jornada culminó con el traslado del cuerpo de Vanderhorst Delgado al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) en Santiago, donde la autopsia intentará desentrañar los últimos momentos de la vida de una mujer marcada por la violencia de género.

En medio del dolor, persisten incógnitas. ¿Dejaron hijos tras de sí la pareja? ¿Cuánto tiempo compartieron en una unión que se deshilachó trágicamente en la penumbra de la madrugada? Son preguntas sin respuesta, fragmentos de un relato donde la realidad supera la más desgarradora de las ficciones.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here