El PRD es un barco a la deriva que navega sin rumbo en Santiago

0
771

El PRD es un barco a la deriva. El Partido Revolucionario Dominicano (PRD) se ha convertido en un barco a la deriva navegando sin rumbo en Santiago debido  a los disgustos, los constantes enfrentamientos y lucha de tendencias entre sus principales dirigentes,  provinciales y municipales.

Por un lado los presidentes provincial y municipal de esa entidad políticas presiden pequeñas reuniones sectoriales y por otro lado los concejales y dirigentes del partido blanco dan inequívocas demostraciones de convocatoria.

Los «institucionales» adoptan un discurso sobre aspectos de índole partidario, sin tocar lo referente a las exigencias de los miembros de las bases partidaria quienes están disgustados porque sus reclamos de empleos en el gobierno son ignorados.

Sin embargo, otros dirigentes entre ellos consejales plantean posiciones en consonancia con las aspiraciones de las bases  que exigen participación en el gobierno compartido que encabeza el presidente Danilo Medina.

En ese sentido los activistas perredeistas Aridio Rosa, Juan Carlos Liz, Soraida Cabrera, Papi Guzman,Juan Alberto y Juan Manuel Colon entre otros han logrado  interpretar  los sentimientos de inconformidad que prevalece en muchos dirigentes de las bases.

Piden intervenir el PRD

Esos dirigentes piden a la dirección nacional del PRD intervenir  Santiago y que su Presidente Municipal Geovanny Tejada busque medidas salomónicas que pongan fin a la crisis en el Partido.

En los últimos meses  dirigentes y militantes del PRD han expresado opiniones encontradas en los diversos medios de comunicación y en algunas ocasiones estas divergencias lucen antagónicas.

Fuentes de entero crédito dan cuenta que el Presidente de la organización política  Miguel Vargas Maldonado ha expresado su preocupación por la situación que atraviesa el PRD en Santiago.

Incluso algunos analistas creen que existe la posibilidad de que Vargas Maldonado visite la Ciudad Corazón en miras de resolver la crisis que amenaza con hacer metástasis en el otrora poderoso partido blanco.

Los analistas consideran altamente delicada la situación del partido blanco   tras indicar  que en estos momentos el PRD es un barco a la deriva porque como aliado del partido de gobierno no puede asumir un discurso contestatario acorde con la situación que atraviesa el país a raíz de los escándalos de Odebrech, Punta Catalina y los aviones tucanos entre otros.

Esos analistas también ponderan la imposibilidad que tiene el PRD como organización de asumir la defensa a rajatablas del gobierno fruto de los inconvenientes que han tenido estos de acceder  al gobierno.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here