¡Cuidado! El barco podría encallar

0
144

Por Rafael Santos

El Presidente Luis Abinader pisa en estos momentos un terreno político minado. Muy minado. Observo a su alrededor muy poca ayuda de quienes podrían llamarse sus “colaboradores” más cercanos.

Las denuncias de supuestos o reales actos de corrupción de la administración que preside, han sido detonantes tímidos que amenazan convertirse en grotescos nubarrones que hasta podrían manchar su gobierno.

Desde hace meses y luego de observar algunos errores que se vienen cometiendo (muchos de ellos sin necesidad), hemos venido diciendo hasta la saciedad, la falta de una profesionalizada asesoría a todos los niveles, las cuales bien podrían ayudar a manejar hasta si fuera posible el día a día, de un presidente que me luce con buenas intenciones, pero que abrumado por las constantes presiones, el mismo no veo que en ocasiones tome buenas decisiones.

Y es natural. Los Presidentes son  humanos. Se cansan, ríen, piensan; se entristecen, se abruman….. y no es para menos al llevar las riendas de un país, que como el nuestro, acaba de salir de una administración, cuyos actores principales hoy están siendo acusados de corrupción, y encima de eso, una crisis sanitaria que no le da tregua para promover ante la sociedad los planes que a lo mejor años atrás soñaba el hoy Presidente Luis Abinader.

El momento político que vive la nación es estelar para el mandatario.  Debe poner sus oídos tanto en las bases que junto a su partido los llevaron al poder, como al mismo corazón del pueblo, y mediante estrategias muy bien planificadas, buscarle una rápida salida a los acuciantes problemas de la carestía de algunos artículos de primera necesidad, y de paso revisar también los precios de los materiales de construcción, entre otras acciones.

Yo confío en usted Señor Presidente. Yo voté por usted. Aunque a lo mejor por convicción de su discurso de cambio o un accidente político-electoral del momento; sin embargo no me arrepiento, porque cuando en los estudios de HMTV, Canal 33 de mi provincia Hermanas Mirabal tuve la oportunidad de entrevistarlo, previas diligencias hechas con su lugar teniente en la zona, Domingo Adames, usted señor Presidente, me convenció.

Como politólogo de carrera, pero sobre todo, atendiendo al estilo muy democrático que usted profesa y predica con su ejemplo, recalco señor Presidente, que le hace falta más asesorías profesionalizada, esa que sin compromiso con el pasado y con suficiente inteligencia política emocional, colaboren con usted para poder continuar conduciendo este barco a puerto seguro, porque de lo contrario, esas corrientes huracanadas podrían hasta provocar que el mismo encalle, y de paso se pueda hasta llevar sus sueños por la borda…..

El autor es periodista y vive en Salcedo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here