Controversia por la Ruta del Monorriel en Santiago: alternativa propuesta para evitar impactos negativos

0
225

Desde el año 2010, un equipo técnico compuesto por profesionales de la ciudad de Santiago y Santo Domingo, inició la gestión de la idea de la urgente necesidad de construir un Sistema de Transporte Masivo que impactara el 80 % de la dinámica económica y social de la ciudad. El objetivo era mejorar la vialidad y facilitar el transporte para las diferentes clases sociales, implementando un sistema moderno, seguro y sostenible a través del tiempo. Esto implicaba eliminar vehículos de circulación y mejorar el uso de los espacios y el medio ambiente. Tras realizar varios análisis, se concluyó que el Sistema de Transporte Masivo era el proyecto ideal dada las condiciones geológicas de Santiago y su red vial existente.

Para iniciar la gestión, el equipo técnico visitó varios proyectos en operación y ejecución alrededor del mundo, enriqueciendo así el proyecto y motivando a los organismos internacionales a invertir en los estudios requeridos, condición básica para iniciar el Proceso de Licitación Pública.

Gracias al esfuerzo desarrollado por el equipo técnico, el actual presidente de la República, Luis Abinader, prometió en campaña que, de llegar al poder, construiría el proyecto. Efectivamente, tras asumir la presidencia el 30 de marzo de 2022, se iniciaron los trabajos de construcción del Proyecto de Monorriel con una inversión inicial de RD$33,000,000,000.00 (treinta y tres mil millones de pesos o 601 millones de dólares estadounidenses). La primera línea del monorriel de Santiago de los Caballeros tendría un trazado de aproximadamente 13.2 kilómetros y conectaría el noroeste con el sureste de la ciudad en no más de 35 minutos. La línea conectaría el sector de Cienfuegos con el sector de Pekín, pasando por 14 estaciones. El sistema tendría una capacidad inicial para transportar 20,000 pasajeros por hora en cada sentido, con 20 trenes de 580 pasajeros (4 coches de 185 pasajeros), una velocidad de 80 km/h, una frecuencia de 90 segundos entre trenes y un control de tráfico basado en comunicación CBTC.

La Iniciativa del presidente Abinader de construir el Sistema de Transporte Masivo para la ciudad de Santiago es una gran obra de desarrollo que apoyo y felicito su decisión de cumplir un compromiso de campaña asumido.

Las obras están a cargo del Consorcio Sistema de Transporte Metropolitano de Santiago, integrado por las empresas Ingeniería Estrella y Sofratesa Proyectos. El consorcio presentó una propuesta de 25.000 millones de pesos durante el proceso de licitación. Los 8.500 millones de pesos restantes incluidos en el presupuesto se utilizarán para adquirir componentes electromecánicos. Es importante mencionar que el actual sistema de transporte de Santiago de los Caballeros cuenta con 6.760 vehículos que recorren 60 rutas creadas sin la planificación resultante de estudios de planeamiento urbano y la dirección de tráfico del ayuntamiento de Santiago.

Sin embargo, tengo desacuerdos en cuanto a la imposición de pasar la línea por la Av. Las Carreras. Según mis estudios, esta ruta podría no ser la más eficiente y no brindaría una cobertura óptima a todos los sectores de la ciudad, incluyendo los sectores de clases media y los sectores Norte y Este. Además, temo que la elección de esta ruta pueda generar impactos negativos, tales como la eliminación de los Robles Amarillos de la Av. Las Carreras, un patrimonio ambiental y orgullo de la ciudad. También podría afectar la vialidad al eliminar carriles en una avenida importante de comunicación Este-Oeste, reduciendo la capacidad vial en un 33 %.

Por ello, propongo una alternativa más inclusiva y sin impactos negativos, que consiste en cambiar la ruta por una línea ubicada en la Av. Bartolomé Colón hasta la Av. Estrella Sadhalá y luego hacia la Av. Monumental. Esta ruta favorecería el acceso a importantes lugares como el Gran Parque Central, la Policía Nacional, el 911, universidad O&M, grandes plazas comerciales y supermercados, el Edificio de Huacalito, las instalaciones de Claro, el Ayuntamiento de Santiago, Edenorte, colegios, el Dominico Americano y los sectores de clases medias excluidos, así como a los pasajeros que ingresan a la ciudad desde la Zona norte y Nordeste del país.

Hacemos un llamado público a la unidad responsable de la ejecución del proyecto del Sistema Monorriel de Santiago URBE, para que se corrijan las distorsiones de la Ruta Tramo Av. Las Carreras, ya que de lo contrario, el buen gesto presidencial podría convertirse en una desobediencia a las buenas prácticas de planificación de proyectos de ingeniería y resultar en una zona con impactos negativos para siempre en la principal vía de comunicación Este/Oeste de la ciudad.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here