Alcalde de Jánico ve como punto neurálgico represar los ríos serranos Bao y Jagua para construir tres embalses

0
50

JÁNICO.- El alcalde de este municipio, Hilario Fernández, consideró como un punto sumamente neurálgico para los habitantes de este territorio el proyecto de pretender represar nuevamente los ríos Serranos y Bao y Jagua para construir tres embalses.

«Los residentes en esta zona están preocupados por la construcción del referido proyecto, uno en Mata Grande, en plena falda del parque nacional Armando Bermúdez», subrayó.

Fernández dijo que estas aguas luego serán dirigidas por túnel al siguiente embalse en la comunidad Los Limones del distrito municipal Las Placetas de San José las Matas, entonces ambas aguas unidas serán llevadas por túnel al embalse de la comunidad el Higüero del municipio de Jánico.  

Sostuvo que  por el alto daño que ocasionaría este proyecto lo han renombrado varias veces, tratando de disfrazar la realidad que acarrea esta obra, por lo que ahora lo llaman proyecto de desarrollo Las Placetas, o sea lo totalmente opuesto a lo que en verdad será. 

Relató que esto se parece aquellos que asesoraron en la segunda guerra mundial al presidente Roosevelt de Estados Unidos, que llamaron proyecto Manhattan al de la bomba atómica, han reencarnado y han sugerido a la Egehid llamar proyecto de desarrollo en la Sierra, a uno que indudablemente es para su destrucción. 

Precisó que han observado y analizado minuciosamente este proyecto que será lesivo para la vida y la economía de las comunidades serranas.

El alcalde del municipio de Jánico precisó que varios resultados de estudios y opiniones de tanta relevancia como la del ingeniero Carvajal de la academia de Ciencia de la UASD, incluyendo la de instituciones ambientalistas tan importantes como fundetrop, fundejánico y la del equipo  medioambiental  de nuestro Ayuntamiento sobre este funesto  proyecto,  y  todos convergen en el mismo resultado: que causará daños irreversibles a las zonas de La Sierra.

El funcionario edilicio señaló que el daño medioambiental y social seria de dimensiones espantosas e irreversibles, se generarán efectos negativos desastrosos.

El alcalde Hilario Fernández añadió que en nuestra flora y fauna, en nuestro ecosistema, en la  biodiversidad habrá especies que desaparecerán, otras con mejor suerte emigrarán, y nuestro  habitad daría un giro de tal magnitud que nosotros mismos nos consideraremos extraños en nuestras propias tierras serranas. 

Afirmó que el cambio al clima que generaría la eliminación de 30 kilómetros del caudal del río Jagua y 40 kilómetros del río Bao, sería un efecto fatal para la producción del café.

 «O sea que las tierras conocidas por ser cafetaleras, que por su naturaleza son tierras apropiadas para su cosecha, de darse este Ayúdame quítalo para que no para que no me vaya a dañar o que todo escribiendo ahí déjalo ahí proyecto dejarían de serlo», sostuvo.

Y agregó que el efecto negativo no será menor para los ganaderos y agricultores, pues en su mayoría utilizan las aguas de los ríos Bao y Jagua para sus respectivos ganados y cultivos, al perderse estos caudales se verán en graves dificultades.  

Dijo que dejaría de existir el resort de los pobres, aquellos balnearios donde van a darse un refrescante baño quienes no tienen condiciones económicas para hospedarse en un hotel o resort de la República Dominicana, y aquellos que por la cercanía optan bañarse en las aguas de nuestros ríos, pero con el fin de los ríos Bao y Jagua perecerá el dinamismo económico de la zona serrana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here