Virus contra el Estado de la Unión

0
349

Le dice Pilato: «¿Qué es la verdad?».  Jn 18, 38

Pilato, cobarde y corrupto, tiene su lugar bajísimo en la historia, pues lavándose las manos condenó al justo.  En la “tierra de los libres y hogar de los valientes”, asociados en el Poder Legislativo de EU deben reconocer el virus contra el Estado de la Unión –Donald Trump-, gozo ruso, en el cerebro que gobierna la cohesión y el poder; virus, peor que cualquier pandemia, lastimosamente, ha contaminado también parte en el Capitolio.

Estúpido es pensar que la gran mentira del fraude, basamento para el intento sistemático de golpe de estado, puede quedar impune en el pueblo estadounidense cohesionado en la virtud del Estado de la Unión. 

“Ninguna mentira viene de la verdad”. Personas tan formadas, libres y valientes, deben reconocer a los hijos y su “padre de la mentira”.  Lo saben, tienen experiencia:  peligrosísimo absolver quien públicamente es culpable de claro delito. 

Es momento clave de hacer lo correcto.  El Congreso debe exorcizarse y exorcizar para sanarse y para sanar:  “¿Cómo puede Satanás expulsar a Satanás?  Si un reino está dividido contra sí mismo, ese reino no puede subsistir.”  Mc. 3, 23-26. 

Es la hora de probar, con decisiones ejemplificadoras al más alto nivel, que Estados Unidos de América verdaderamente es una nación de imperio de la ley, justicia y cohesionada “under God”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here