Vinicio Pons, el artista de la iluminación deja huellas positivas

0
1383

por Altagracia Kubinyi

Hay seres humanos que se convierten en agentes de inspiración y hacen de su diario vivir un testimonio de éxito para los demás. Vinicio Pons es un caballero al que le encanta la formación, tanto técnica como artística, su interés por la iluminación, el teatro y el arte le han llevado a calar importantes espacios sociales.

Al conversar con Pons puede percibirse su pasión por el arte y su genuino interés por la iluminación. Su historia comienza en los amaneceres del año 1970, cuando solo tenía conocimientos preliminares de esta carrera técnica a la que él denomina un arte, que se nutre de formación y creatividad.

“Recuerdo que en esa época yo hacía las luces de forma artesanal; usaba latas de salsa, embudos de los molinos en los que introducía los bombillos, los pintaba de negro para darle cierta belleza y con papel de regalo le daba el toque final. Así fue el comienzo, de una forma rudimentaria”, cuenta Pons.

Desarrollar la luminotecnia no fue un capricho o una decisión casual de Vinicio Pons, era una opción que le permitía estar más cerca de lo que ama; las obras de teatro y la actuación, carrera que no pudo realizar a plenitud por una situación de salud.

Admiración 
Hay personas que llegan a la vida de los demás y por su calidad humana se quedan para siempre en sus memorias. Es el caso de Vinicio Pons, que ha dejado huellas positivas en sus exalumnos y compañeros de vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here