Vicepresidencia y desintegración familiar

0
321

Por Rafael Baldayac

“No es necesario mostrar bellezas a los ciegos, ni decir verdades a los sordos,… basta
con no mentir al que te escucha, ni decepcionar al que confió en ti. Las palabras
conquistan temporalmente, pero los hechos, ¡¡esos sí nos ganan o nos pierden para
siempre!!”, Autor anónimo.
Más allá de las discusiones jurídico-constitucionales y de la alharaca mediática de
quienes la cuestionan políticamente, la precipitada escogencia de la vicepresidenta como
compañera de boleta del candidato del partido de gobierno, en el fondo, podría
interpretarse como un inédito mal mensaje para la sociedad dominicana.
La decisión de la vicepresidente de la República de negarle el apoyo a su esposo, quien
hizo tienda aparte para lanzarse como candidato por un partido opositor, constituye un
mal mensaje para la sociedad dominicana, al tiempo que particularmente intentar
continuar en el cargo.
Con ese comportamiento la vicepresidenta y su esposo están reforzando un problema
que está realmente patente en la actualidad y al que no se le presta la atención necesaria:

DESINTEGRACIÓN FAMILIAR

Algo que va ocurriendo desde el comienzo de nuestra
historia pero que se acrecienta en estos tiempos con terrible consecuencias.
Ademas si yo fundo un partido político y no puedo convencer a mi esposa para que forme
parte del mismo, no tendría valor para ofrecerlo a otras personas. El mensaje me dice que el que no tiene liderazgo y poder para unificar a su familia, mucho menos a una sociedad.
La palabra de Dios dice “Si Jehová no edificare la casa, En vano trabajan los que la
edifican; Si Jehová no guardare la ciudad, En vano vela la guardia”. Salmos 127:1 
Lo primero que tenemos que hacer es asegurarnos de que construiremos nuestra casa
sobre la fundación correcta; la palabra de Dios. Digo esto porque todos sabemos, que el
mundo esta lleno de personas buscando soluciones inmediatas a sus necesidades y/o
problemas, pero por mucho que corren de un lado al otro, nunca las encuentran, porque
buscan en los lugares equivocados.
Muchos andan en busca de soluciones y depositan su fe en políticos, gobernantes,
sistema de educación, y personas que ejercen influencia para superar los problemas de
violencia que existe en este mundo. En la sociedad actual, el concepto de
desintegración puede tener diversas particularidades y, con ello, dar lugar a diferentes
versiones. 

Comportamiento

Este comportamiento refuerza el hecho de que en nuestra sociedad cada dia siga
aumentando la alta tasa de divorcios, los casos de denuncia de violencia intrafamiliar y
feminicidios, los abortos y embarazos de adolescentes que son alarmante en nuestro
país.

Sabía usted que todo esto es producto de la desintegración familiar? Organismos
internacionales revelan que la República Dominicana es uno de los dos países con la
mayor tasa de fecundidad en adolescentes de América Latina y el Caribe.
El Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa), revelan que una de cada cinco
adolescentes dominicanas ha estado embarazada, el cual representa el 18 % de las
causas del abandono de la escuela en jóvenes dominicanos de 14 a 17 años”, expone.
Sostiene que actualmente hay 27,000 jóvenes con edades entre los 15 y 19 años que
están en estado de gestación o que ya experimentaron el proceso.
Dentro de cada uno de nosotros hay un profundo deseo de amar y ser amado. Y si no lo
recibimos a través de nuestras familias, dejamos como mensaje que la unidad familiar no
funciona.

CONSECUENCIAS

Embarazos no deseados, abortos, enfermedades de transmisión
sexual , delincuencia, pobreza, problemas sexuales en el matrimonio, pérdida de
confianza y desarrollo de celos, además los hijos de adolescentes se rodea de culpas,
rabias y rebeldía.

Los psicólogos y los sociólogos han intentado entender la conducta humana respecto al
amor durante décadas, un sentimiento o motivación humana que puede llegar a cambiar
la vida de una persona. Ellos tipifican una relación disfuncional cuando tu pareja:

  1. No te apoya en las decisiones importantes ni está cuando lo necesitas. Nuestra pareja
    es una de las personas más importantes de tu vida, por lo que debe mostrarte apoyo en los momentos difíciles y las decisiones importantes.
  2. No tiene en cuenta tu opinión. La convivencia con alguien es una negociación
    constante y, por tanto, debe haber un equilibrio entre las necesidades de ambos
    miembros..
  3. No eres su prioridad. Cuando estamos enamorados deseamos estar con alguien en
    cuerpo y mente, y esa persona se convierte en nuestra prioridad. Eso no significa que
    tengas que estar con esa persona las 24 horas del día, pero sí que existe un interés por estar juntos.
  4. No es congruente con el amor que dice que siente. Cuando una persona te quiere es
    congruente con lo que dice y sus acciones concuerdan con sus palabras. Las personas
    hablan a través de sus actos, así que si su comportamiento y lo que verbaliza no es
    coherente, puede que el motivo por el cual tu pareja está contigo no sea el amor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here