Tras sufrir de coronavirus, comparto mi testimonio sobre la enfermedad

0
329

Después de haber sufrido de Covid19, comparto con todos/as nuestro testimonio de mi experiencia vivida durante el proceso de la enfermedad.

Con el padecimiento ya en mi cuerpo, pude comprobar que tenemos capacidad, más de lo que pensamos, sin embargo, el Covid19 constituye un verdadero reto.

A quienes me acompañan en este apreciado y valorado viaje que llaman vida, os digo que debemos aprovechar este momento (El tiempo) al máximo, cuando el planeta tierra aún sufre la horrible pandemia.

El primer punto que deseo destacar es la gran desinformación que existe sobre el virus Covid19. Todos queremos opinar sobre el tema, aún no siendo científico. Esto se agiganta cuando en nuestras manos “tenemos el mundo mediante el teléfono inteligente”.

El terror psicológico se apodera de quienes no tienen la capacidad de entender lo que realmente está pasando. La situación ha sido aprovechada por quienes tienen el control económico mundial. Podríamos calificar la pandemia como una tercera guerra mundial.

La especulación de cómo y dónde se creó este virus es el primer argumento para todo tipo de dudas, con lo que se podría concluir que nadie sabe nada, incluyendo los científicos, porque en tan poco tiempo el daño ocasionado ha sido inmenso y nadie puede violar las leyes universales, y donde el tiempo es el maestro, los procesos no pueden saltarse.

Mi actitud cuando se dio a conocer la situación del Covid19 fue desafiante, implementé el protocolo sanitario al pie de la letra, pero el enemigo invisible me venció. Síntomas de fuerte gripe fue lo primero, implementé las medidas que en otras ocasiones había hecho en tal situación. No obstante no vi progreso en los siguientes días y sospeché del Covid19, por lo que acudí a hacerme la prueba PCR.

A los 5 días, el resultado Covid19 fue detectado como positivo. De inmediato llamé a un Ángel de mis guardias terrenales, que siempre actúa por amor y quien buscó la vía de un especialista (neumólogo) y me recomendó que hacer:

  1. Tomografía del tórax.
  2. Sugirió medicamentos para controlar variables (ibuprofen).
  3. Gestionó un especialista confiable.

Gracias a esas medidas la situación no se agravó porque el Covid19 había invadido los pulmones y el tratamiento se hizo de inmediato, me mandó a la casa a llevar el tratamiento y confinamiento. Le puse un candado a la puerta de acceso de mi residencia.

Durante el proceso tuve tiempo y oportunidad para hacer de todo en el intelecto, afianzando creencias y actitudes frente a la vida, fue una gran oportunidad para saber que la herramienta más poderosa es el amor.

De toda esta experiencia puedo dar algunas pautas físicas porque las espirituales son de cada quien. Si buscas prevenir el contagio y complicaciones, estas son las siguientes :

  1. No ingerir ningún alimento elaborado en la calle.
  2. No puedes tener la confianza que con la persona más cercana no te infectaras.
  3. Seguir a pie de la letra el protocolo sanitario.
  4. No procrastinar decisiones.

En el punto 1 y 2 estuvo mi error. El Covid19 es un enemigo impredecible, está siendo aprovechado grandemente por los que hacen negocios con la humanidad.

Finalmente pocos sabemos sobre el tema aún para los científicos, será un gran aprendizaje, en este mundo cambiante en el cual le esperan grandes retos, agarremonos de Dios, el creador, quien utiliza el amor para salir adelante. Bendiciones!!!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here