«Seguiré ejerciendo el sacerdocio debajo de una mata, bajo un puente o en una rancheta»

0
573

LA VEGA.- «Seguiré ejerciendo el sacerdocio debajo de una mata, bajo un puente o en una rancheta». Así respondió el padre Rogelio Cruz cuando se le preguntó sobre lo que haría en caso de ser expulsado de la Orden de los Salesianos.


Sostuvo que cuando se ordenó como cura en julio del año 1990, se le dijo que sería sacerdote para siempre. Expresó que donde vaya, llegará  para ayudar a los pobres.

El religioso manifestó que los Salesionos le dieron un plazo hasta este lunes 2 de Abril a las 6:00 p.m. para irse a Colombia. Sin embargo expuso que si no se va a ese país, vendría una tercera amonestación en su contra.

«En esa tercera amonestación  pudiera venir la expulsión de la Orden de los Salesianos, no de la Iglesia Católica», comentó. Cruz habló al ser entrevistado vía telefónica en Show del Medio Día.

El pueblo 

El sacerdote indico que el pueblo fue quien le dijo que no se vaya de la República Dominicana. Reconoció que fue él quien solicitó hacer un curso en Colombia.

Sin embargo, expresó que requirió esa capacitación para ofrecer mejor servicio a la gente.

No obstante, aclaró que resulta distinto que le  ofrezcan un curso, a que le den una orden de traslado. «Y Yo tengo una orden de traslado a Colombia», manifestó Cruz.

Explicó que su negativa de irse al país caribeño  se debe a tres puntos. Dijo que el primero es que su superior carece de jurisdicción en esa nación. «Yo tengo que tener una carta que diga que el superior de allá me recibe», señaló.

El cura indicó que la segunda razón para quedarse en el país se debe al tiempo del curso. «Dicen que el curso al que me mandan dura tres meses, pero eso no está escrito en ningún sitio», expuso.

Mientras que el tercer punto consiste en su rechazo  a lo que llama exilio.»¿Y cuando Yo termine el curso, qué voy hacer? ¿Me voy para Alaska?, se preguntó Cruz.

El sacerdote  ha negado que fuera  expulsado de la Orden Salesiana como se difundiera a través de varios medios de comunicación.

El religioso dijo  que se mantiene a la espera de una eventual notificación por parte de la iglesia. No obstante indicó que hasta el momento realiza sus funciones con normalidad.

Al mismo tiempo indicó que sectores interesados han iniciado una campaña mediática en su contra.  «No me han votado ni me han dado una notificación», expresó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here