Santiago: Entre la oscuridad de la noche y el terror de sus víctimas, un taxista se convierte en depredador sexual

0
188

Valentina Garcia

Santiago, RD

En las calles de Santiago, un conductor de aplicaciones desató el horror al abusar de varias mujeres y una adolescente. Bajo un modus operandi amenazante, su camino se tiñó de dolor y angustia. La Fiscalía busca justicia y prisión preventiva en este escalofriante caso de violencia sexual.

En las sombras de la noche, la ciudad de Santiago se estremece ante un escalofriante caso que ha desatado el terror en sus calles. Un taxista, cuya misión era llevar a los pasajeros a sus destinos, se ha transformado en un depredador sexual que acecha a mujeres indefensas. La historia, digna de los relatos más oscuros, revela la maldad y la violencia que anidan en las sombras más recónditas de la sociedad.

Este enigmático conductor, identificado como Fernely Basilio Reyes, ha sido señalado por múltiples víctimas que han sufrido agresiones sexuales a manos de este verdadero monstruo de la noche. La Fiscalía de Santiago, tras un arduo trabajo de investigación, ha logrado recopilar testimonios desgarradores de las agraviadas, quienes han narrado el horror vivido en manos del agresor capturado el pasado fin de semana.

El modus operandi de este taxista perverso involucra el desvío de rutas establecidas y el sometimiento de las víctimas a través de amenazas de muerte. Armado con un arma blanca, tipo colín, el depredador llevaba a sus indefensas pasajeras hasta lugares deshabitados, sumiéndolas en una pesadilla de agresiones sexuales y violencia psicológica.

Cambiando las rutas acordadas, el agresor sometía a sus pasajeras a situaciones de terror y agresión sexual, alimentando así su enfermiza sed de poder y dominación.

La Fiscalía de Santiago ha tomado cartas en el asunto, depositando una solicitud ante la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente. En dicha solicitud se pide la prisión preventiva de Fernely Basilio Reyes durante 18 meses, además de declarar el caso como de tramitación compleja debido a la pluralidad de víctimas y delitos imputados.

Este escalofriante relato hace recordar a muchos que, en medio de la cotidianidad, existen monstruos que acechan a los más vulnerables. La justicia lucha por salir a la luz, buscando castigar a aquellos que siembran el terror en la oscuridad.

Santiago clama por la seguridad y la protección de sus habitantes, mientras las víctimas luchan por sanar las heridas dejadas por el depredador sexual que una vez fue un simple taxista.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here