Santiago, el destino favorito de los haitianos ricos que abandonan Haití por temor a los secuestros

0
81

Santiago de los Caballeros encabeza la lista de los lugares preferidos por los acaudalados y potentados haitianos para escaparse de la violencia y la crisis generalizada del vecino país.

Santiago.-Los constantes secuestros, asesinatos y otros actos violentos ocurridos en los últimos meses en Haití, ha obligado a una cantidad indeterminada de haitianos ricos, a abandonar la vecina nación para establecerse en Santiago, una ciudad con excelentes oportunidades de negocios para estos extranjeros.

La Trinitaria, la Esmeralda, la Zurza y Villa Olga se han convertido en los «refugios» preferidos de estos millonarios por el clima de seguridad y comodidades existentes en estos exclusivos sectores.

«Aquí me siento más seguro que en Haití. Tuve que abandonar Juana Méndez con mi familia porque mi vida corría peligro. Allí secuestran una y tres personas todos los días. Resulta imposible vivir bajo esas condiciones», relató a Diario Cibao, Michael Pierrot, un acaudalado comerciante haitiano que compró un apartamento en La Trinitaria a un costo de varios millones de pesos.

Pierrot ha narrado a este diario que otros comerciantes haitianos de Juana Méndez y otras ciudades haitianas afectadas por los secuestros han iniciado el proceso para mudarse a Santiago en los próximos días.

El comerciante dijo que otros compatriotas que abandonaron súbitamente Haití han rentado casas y apartamentos en Santiago, para luego comprarse sus propias viviendas y establecer sus negocios.

La violencia sigue creciendo en Haití

Mientras tanto, los problemas internos de Haití siguen creciendo. La nación todavía está sufriendo una crisis política no resuelta tras el asesinato del presidente Jovenel Moïse en julio y las consecuencias humanitarias de un terremoto en agosto.

Pero hasta que el gobierno haitiano logre controlar el crimen y llevar a las pandillas ante la justicia, el restablecimiento del orden constitucional y la recuperación humanitaria y económica del país seguirán siendo difíciles de alcanzar.

Es una tarea muy complicada para un Estado que apenas funciona. Y a pesar de una historia de intervenciones fallidas en Haití, los actores externos influyentes tienen un papel en todo esto.

Proteger y brindar ayuda humanitaria, apoyar a las fuerzas del orden público de Haití, con inteligencia y planificación de operaciones, e invertir en comunidades marginadas para prevenir el reclutamiento de las pandillas, son áreas en las que los actores internacionales pueden hacer una diferencia.

Las pandillas tienen una larga e infame historia en la conformación política de Haití.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí