Santiago: Asfixia erótica habría causado la muerte de una adolescente durante acto sexual

0
565
Santiago: Asfixia erótica habría causado la muerte de una adolescente

La muerte a causa de un alegado infarto, de una joven de 16 años, ocurrida  mientras supuestamente tenía sexo con un adolescente de su misma edad en Santiago, habría sido causada por asfixia erótica.

Para sus parientes amigos y relaciones del sector Los Reyes, al norte de la ciudad de Santiago donde se registró el suceso, resulta extraño que una adolescente sufra un infarto.

Se teje la hipótesis de los sexólogos que su muerte se haya producido a causa de asfixia erótica, un juego sexual que ha costado la vida a miles de personas

Según los reportes de miembros del Sistema de Emergencias 9-1-1 que se presentaron al lugar de los hechos, la adolescente había fallecido de un infarto agudo al miocardio, lo que pudo ser causado por la restricción de la respiración como causa del juego sexual que consiste en apretar la tráquea por parte de la pareja para sentir mayor placer sexual.

La hipótesis de su muerte por un infarto fue certificada por el médico legista, tras ser enviado al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), para realizarle los estudios correspondientes.

ASFIXIA ER0TICA

Consiste en impedir la respiración de la pareja o la propia, ya sea mediante la obstrucción de las vías respiratorias cubriendo la cabeza con elementos plásticos o de látex o recurriendo a la semi estrangulación.

Se trata de una práctica sexual peligrosa que ha llegado a ser causa de muerte. Cuando lo practica una persona sola se denomina autoasfixia erótica.

El término «autoasfixia erótica» fue acuñado en 1991 en un estudio en una revista científica estadounidense.

Es considerado una parafilia (práctica sexual no ortodoxa). La Asociación Estadounidense de Psiquiatría considera que la privación de oxígeno con el objetivo de aumentar la intensidad del orgasmo se clasifica como «hipoxifilia».

Las prácticas de esta naturaleza pueden ser denominadas breathplay (juego con la respiración) o edgeplay (juego al límite o juego arriesgado), y generalmente incluyen un socio participante. Al igual que otras prácticas sexuales de riesgo, el compañero amplía los límites de lo seguro, sensato y consensuado.

El control de las situaciones que afectan a la respiración se puede evaluar, usando algún tipo de señal convenida para avisar a la otra persona del peligro. Esta práctica se realiza casi siempre junto a otras actividades fetichistas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here