Mujer víctima de ataque con aceite caliente clama por justicia en República Dominicana

0
29
Roberkis Altagracia Torres narra su experiencia tras sufrir graves quemaduras.

Roberkis Altagracia Torres narra su experiencia tras sufrir graves quemaduras, mientras las autoridades buscan al agresor, Melquiades Mejía Guerrero, quien se encuentra prófugo desde diciembre.

Mao, República Dominicana. En un dramático relato, Roberkis Altagracia Torres, de 27 años, demanda justicia tras ser víctima de un horrendo ataque perpetrado por su expareja, quien le arrojó aceite caliente, dejándola con graves quemaduras en gran parte de su cuerpo.

La tragedia ocurrió el pasado 30 de diciembre en un restaurante en Verón Punta Cana, provincia de La Altagracia, donde Roberkis se encontraba trabajando. Melquiades Mejía Guerrero, identificado como el agresor, está prófugo desde entonces.

"Mi expareja me lo hizo porque ya no quería estar con esa persona, entonces él me mandó a buscar en el mismo trabajo con un compañero y cuando yo fui a hablar con esa persona él me dijo que se iba a quitar la vida… Cuando yo me iba él me agarró por el pelo, me tiró al piso y sentí que el aceite me cayó encima», narró la víctima.

La madre de Roberkis, Belkis Altagracia Torres Martínez, con lágrimas en los ojos, compartió cómo este cruel acto ha afectado tanto física como económicamente a su familia.

A pesar de la gravedad del crimen, las autoridades aún no han logrado capturar al supuesto agresor.

Mientras tanto, Roberkis lucha por su recuperación, debiendo viajar diariamente desde el lejano sector La 300 en Mao, provincia de Valverde, hasta el Hospital Ney Arias Lora en Santo Domingo, donde está recibiendo tratamiento y espera su quinta cirugía.

En un esfuerzo por cubrir los costosos tratamientos médicos que requiere para su recuperación, la familia de Roberkis hace un llamado a la sensibilidad de aquellos que deseen contribuir. Pueden contactarla al número telefónico 829-967-0618.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here