Muere el pediatra santiaguero Robinson Abreu Blondet

0
86

SANTIAGO, República Dominicana.- Murió este viernes a los 88 años de edad, el pediatra santiaguero Robinson Abreu Blondet, quien desde hace un tiempo padecía de quebrantos de salud.

Abreu Blondet era accionista de la clínica Corominas y su muerte ha generado un gran pesar dentro de su clase y una gran parte de la ciudad Corazón que le conoció.

Sus familiares ofrecieron la información del deceso al tiempo de describirlo como “un esposo, padre, médico y ciudadano comprometido”.

Mediante un breve comunicado de prensa dijeron que más adelante ofrecerán detalles sobre las honras fúnebres del profesional de la medicina.

Abreu Blondet, por décadas ejerció la pediatría en la Clínica Corominas, donde se mantuvo activo hasta hace poco tiempo. Fue de los pioneros en su especialidad en esta ciudad. Le sobreviven sus hijos Robin, Roxanna, Rossina y Rubén, este último le siguió los pasos en la pediatría.

Rossina informó que su padre estaba interno en cuidados intensivos, donde le hicieron varias transfusiones de sangre, pero el jueves sus pulmones presentaron fallos y le entubaron pero no fue suficiente, por lo que falleció a las primeras horas de este viernes.

“Él estaba en tratamiento médico, yo solicité donaciones de sangre y hubo mucha gente solidaria, recibí decenas de respuestas. Es un momento muy difícil. Mi papá era una gran persona, un personaje con el humor a flor de piel hasta el último minuto, ser hija de Robinson Abreu es un gran orgullo y un gran compromiso”, expresó entre llantos Rossina Abreu.

Abreu Blondet fue el primer pediatra en ser nombrado Maestro de la Medicina Dominicana. Tiene entre sus méritos haber sido propulsor de la escuela de Medicina de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, la Escuela de Educación Especial, filial Santiago, y otras iniciativas de impacto social.

En una entrevista para la sección 10 Momentos Inolvidables del El Caribe en enero de este año, el pediatra confesó que declinó ocupar cargos públicos para no comprometer su independencia, a excepción de regidor, cuando era un puesto honorífico.

En ese momento dijo que el retiro no estaba contemplado, ya que había reiniciado las consultas tras la pausa obligada por la pandemia, y aunque una cirugía de vesícula lo alejó del consultorio, recibía hasta diez llamadas al día de padres para hacerle consultas.

Durante la entrevista, el doctor Abreu Blondet valoró el cambio de la medicina, desde sus inicios a la actualidad, calificándolo como una evolución positiva, muy trascendental, progresiva y beneficiosa, pero lamentó que el crecimiento de la medicina privada iba demasiado acelerado con relación a la medicina del estado.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here