Maduro canceló a último momento su viaje a la Cumbre Iberoamericana celebrada en RD

0
175

Ayer un anuncio de la organización dominicana de la Cumbre Iberoamericana sorprendió a la región. Según la comunicación oficial se esperaba la llegada de Nicolás Maduro a la cita.

Resultaba extraño que el dictador se animara a exponerse en un foro con detractores de peso y sin miedo a hacer explícitas sus diferencias.

Sin embargo, en la lista de oradores de este sábado ya no estaba el dictador. En su lugar aparece Delcy Rodríguez, su vicepresidenta y una de las protagonistas de la guerra interna desatada en el seno del régimen desde hace unos días.

Fuentes de la delegación argentina confirmaron a Infobae que Maduro canceló su viaje porque tendría Covid-19, pero desde el régimen no informaron al respecto.

El dictador suele bajarse a último momento de este tipo de citasSus incontables violaciones a los derechos humanos, que incluso forman parte de una investigación de la Corte Penal Internacional, genera repudio en el mundo entero y cada vez que una visita suya se anuncia comienza la catarata de voces en contra que lo terminan persuadiendo de viajar.

Meses atrás pasó en la cumbre de la CELAC, en Buenos Aires. El dictador chavista tenía todo planeado para asistir pero horas antes, las fuertes muestras de rechazo y las manifestaciones planeadas en su contra, lo hicieron desistir.

En enero, también se lo esperaba en Brasil para la asunción de Lula da Silva. Hasta un equipo de inteligencia chavista viajó a territorio brasileño para preparar el terrero en modo equipo de vanguardia, pero finalmente el dictador no se animó.

De haber viajado a Santo Domingo, hubiera sido su primera participación en este foro desde que tomó el poder en Venezuela, en 2013 tras la muerte de Chávez.

Desde su fraudulenta reelección en 2018, más de 20 países del mundo -entre ellos la Unión Europea en bloque y los EEUU, además de varios líderes regionales- no reconocieron su legitimidad. De hecho, en la cumbre pasada en 2021 en Andorra, donde Maduro fue representado por su vicepresidenta Delcy Rodríguez, Venezuela fue epicentro de un acalorado debate.

América Latina ha experimentado desde entonces un viraje a la izquierda en países como Argentina, Chile, Colombia y Brasil, lo que mejoró el panorama internacional para Maduro, a medida que en el ámbito nacional la oposición venezolana perdía fuerza con el fracaso de su ofensiva para desplazarlo del poder con apoyo de Estados Unidos. Ahora buscará en 2024 un tercer mandato de seis años.

Ecuador, Paraguay y España aún se niegan a darle reconocimiento formal.

Cumbre de acuerdo tangibles

“Esta será una cumbre dedicada a las personas y dirigida a tener resultados concretos”, dijo el titular de la Secretaría General Iberoamericana (Segib), el chileno Andrés Allamand, que fue el primero en intervenir en el acto inaugural.

Allamand aseguró que esta cumbre está orientada a “la obtención de resultados concretos que tengan un impacto positivo en la calidad de vida de los iberoamericanos”.

De esta cumbre se espera que salgan un conjunto de documentos que sirvan de guías sobre los temas centrales de los debates y para el desarrollo de políticas públicas, entre ellos la Carta Medioambiental Iberoamericana, la Estrategia de Seguridad Alimentaria y la Carta de Principios y Derechos Digitales.

Esto para encaminar a Iberoamérica a enfrentar los retos del cambio climático, el hambre y los avances de la tecnología, que implican adaptar normativas a los nuevos escenarios y contextos digitales que marcarán con más alcance todavía la vida de cientos de miles de iberoamericanos.

Abinader reivindicó las libertades

En su calidad de anfitrión, el presidente de República Dominicana, Luis Abinader, destacó la necesidad de fortalecer y expandir los espacios de integración como esta comunidad iberoamericana, “unida no sólo por las lenguas, la historia y la geografía, sino por una visión común sobre los principales retos que afronta la humanidad”.

“Son más los lazos que nos unen, que las diferencias que nos separan”, enfatizó el mandatario dominicano, para quien “sólo desde la colaboración y el trabajo conjunto podremos abordar los retos propios de nuestro tiempo”.

“Hoy, en un momento crucial para la humanidad, cuando nos enfrentamos a un cambio de época, paradigma y de modelos que dábamos por sentado, más que nunca es necesario rescatar la utopía posible que animó a hombres y mujeres de nuestra tierra a la aspiración de una sociedad más justa para todos”, añadió.

Abinader aseveró que existen “retos comunes que exigen respuestas colectivas, y el primero es el que enfrenta la democracia y la libertad por una polarización ‘avasallante’ del debate político y una insatisfacción creciente con la calidad de la gobernanza democrática, escenario en el que florecen los discursos extremistas y la sombra amenazadora del autoritarismo”.

“Para revitalizar nuestras democracias es indispensable mantener la apuesta irreductible por la defensa de la libertad, por el bienestar colectivo y por una acción política libre de sectarismos”, señaló.

Asimismo, apeló a resultados concretos, basados en amplios consensos nacionales, como la única forma de “desarticular el extremismo que pone en peligro las democracias”, por que exhortó a sus invitados a desarrollar la capacidad para superar las diferencias políticas y dialogar de forma sincera y amigable”

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here