La nación dominicana, Juan Pablo Duarte y la fe cristiana 

0
318

La Nación dominicana conmemora hoy el 210 aniversario del natalicio de Juan Pablo Duarte, para recordar no solo su nacimiento, 26 de enero de 1813, sino su vida y el legado patrio que dejó a este bitercio insular.

El patricio fue profesor, militar, político, dramaturgo e ideólogo de la independencia de la República Dominicana. Sus ideales independentistas nos otorgaron aquel 27 de febrero de 1844 una República Dominicana libre e independiente de toda dominación extranjera. 

Como estrategia liberadora fundó el 16 de julio de 1838, la Sociedad Secreta La Trinitaria junto a los patriotas Juan Isidro Pérez, Pedro Alejandro Pina, Jacinto de la Concha, Félix María Ruiz, José María Serra, Benito González, Felipe Alfau y Juan Nepomuceno Ravelo, cuyo fin esencial era liberarnos del régimen haitiano que nos mantenía esclavizados.

Mientras que para sus actividades públicas constituyeron otras dos entidades: La Sociedad Filantrópica y La Sociedad Dramática, destinadas a realizar una importante labor de propaganda mediante la representación de piezas teatrales. Duarte y algunos de sus compañeros también ingresaron en las compañías dominicanas del ejército haitiano para adquirir conocimientos militares.

El patricio Juan Pablo Duarte, que encabezó dicho movimiento en la ciudad de Santo Domingo, desempeñando un papel decisivo que lo convierte en el líder político principal de los dominicanos, fue un gran lector de la Biblia, por lo que tuvo fuertes influencias cristocéntricas.

No hay dudas que este gran hombre fue en sus momentos tocados por las manos de Dios para la misión que en su época y espacio le tocó cumplir.

El fundador de la nacionalidad dominicana, tenía una habitual lectura bíblica, como se puede apreciar en los apuntes de su hermana Rosa Duarte, así como en sus biógrafos, los cuales dan testimonios de los hallazgos durante sus investigaciones.

La Biblia abierta en el centro del escudo no es algo al azar como lo demuestra el mismo origen de la sociedad filantrópica La Trinitaria y el Juramento, así como el ideario duartiano.

“República Dominicana, la tierra de Dios”, es un libro que recoge detalles de la vida cristiana del padre de la Patria.

Para realizar su propósito de lograr la independencia dominicana del yugo haitiano, Juan Pablo Duarte depositó su fe en Dios. Y esa convicción se fundamentó en la formación que recibió de sus padres, y en especial de Juan José Duarte, quien fue de los pocos comerciantes que se opuso a apoyar un comunicado de adhesión a la ocupación haitiana del año 1822.

Cabe mencionar la introducción del juramento de Los Trinitarios, que dice textualmente: “En el nombre de la santísima, augustísima e indivisible Trinidad de Dios Omnipotente: juro y prometo, por mi honor y mi conciencia, en manos de nuestro presidente señor Juan Pablo Duarte, cooperar con mi persona, vida y bienes habidos y por haber, a la separación definitiva del gobierno haitiano”.

“Y a implantar una república libre, soberana e independiente de toda dominación extranjera, que se denominará República Dominicana; la cual tendrá su pabellón tricolor en cuartos, encarnados y azules, atravesado con una cruz blanca; la República establecerá su correspondiente escudo de armas. Mientras tanto seremos reconocidos los Trinitarios con las palabras sacramentales: Dios, Patria y Libertad”.

“Así lo ratifico y prometo ante Dios y ante el mundo. Si tal hago, Dios me proteja y de no, me lo tome en cuenta y mis consocios me castiguen el perjurio y la traición si los vendo”.

Cuentan los historiadores que ese juramento fue firmado y sellado por Duarte y los demás trinitarios con su sangre. Parece que se inspirara en la sangre vertida por el Hijo de Dios para que el mundo fuera perdonado de sus pecados. Y todo aquel que cree en ese sacrificio, el de la muerte de Jesús en la cruz, fuera salvo.

Ese inmaculado día en que los principales líderes trinitarios juraban ante la Trinidad de Dios, se selló un compromiso de luchar por una nación libre, soberana e independiente, que se llamaría la República Dominicana.

Asimismo, el cuadrilongo escudo nacional tiene tres elementos cristianos: a) en el centro la Biblia abierta en el Evangelio de San Juan, capítulo 8, versículo 32, con la cita: “…y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres”; 

b) La bandera nacional está compuesta por una cruz blanca en su centro y c) Hoy en día, la expresión Dios, Patria y Libertad constituye el lema de los dominicanos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here