Hombre borracho interrumpe un bautizo en iglesia de Santiago, profiriendo insultos al sacerdote

0
78
Un individuo borracho interrumpe un bautizo en iglesia de Santiago

La profanación de un rito sagrado: un hombre embriagado irrumpió en la iglesia parroquial San José de Santiago, interrumpiendo un bautizo y desafiando al sacerdote en una escena que conmociona a la comunidad.

Por Valentina Garcia

Santiago, República Dominicana.– En la tranquila solemnidad de la parroquia San José, Santiago, un suceso inaudito perturbó el rito de bautismo. Un hombre, envuelto en la neblina del licor y ataviado con la discordia misma, irrumpió en la iglesia, desafiando al orden divino y al sacerdote que oficiaba el sacramento.

Vestido con un suéter blanco que apenas lograba ocultar la oscuridad de su espíritu, pantalones verdes cortos que desafiaban cualquier atisbo de compostura y una lanilla roja, quizás la única nota de color en su desaliñado aspecto, este personaje, cuyo nombre aún reside en la oscuridad, se erigió como un profeta de la discordia en medio del recogimiento eclesiástico.

En el corazón mismo de la liturgia, ante los ojos incrédulos de los presentes, entre los cuales se hallaban los padres temerosos y los familiares expectantes de la pequeña que aguardaba la gracia del bautismo, el hombre desató su verbo embriagado de insolencia, desafiando al hombre de Dios, lanzando palabras que no pertenecían al reino de la paz.

La escena, capturada en la fría lente de los teléfonos móviles, se ha esparcido como la noticia de un cataclismo entre las redes sociales. En ella, se vislumbra al hombre poseído por el alcohol, portando su botella como un estandarte de su desdén hacia la liturgia y la sacralidad del lugar.

En un país donde la fe se erige como el último bastión de esperanza, donde las paredes de las iglesias resguardan los sueños y los miedos de un pueblo, la profanación de este recinto sagrado se alza como un desafío a la misma esencia de la comunidad. En la penumbra de la noche, cuando los ecos de la oración se disipan en el aire, queda el recuerdo de un hombre perdido, cuyo acto de desafío quizás esconda más preguntas que respuestas en los pliegues de su alma borrascosa. El intruso logró escapar.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here