Cultura y herencia hispánica de los dominicanos; integración racial

0
190
Cultura y herencia hispánica de los dominicanos; integración racial

La isla de Santo Domingo no formaba parte del Imperio Español en 1800, ya que éste se la cedió a Francia a cambio de Cataluña, en 1697, y de Guipúzcoa, en 1795, de las que surgieron el Haití y la República Dominicana de hoy (1804 y 1844 respectivamente) legándole su cultura y herencia hispánica. 


Como dominicano descendiente de los que llegaron entre 1494 y 1514 al Valle del Cibao, debo precisar que fuimos abandonados por el Imperio Español, después de haber sido Santo Domingo el Virreinato castellano de las Indias Occidentales, hasta 1537.

Alfredo Vargas Caba


La población que se quedó en la isla, mis ancestros, sobrevivimos 350 años antes de ser invadidos por el Imperio de Haití, del cual nos independizamos en 1844, y que trató de despojarnos de nuestra lengua, cultura y herencia hispánica, además de intentar imponer tradiciones y religiones africanas tribales con la pretensión de la superioridad racial de negros sobre los blancos.

Cinco siglos de integración racial

Hoy la RD es 80% racialmente mixta, con más de 500 años de integración racial, gracias a que España, aun cuando nos abandonó en dos ocasiones, no institucionalizó el racismo, como Francia con su Código Negro de 1685 en el territorio que hoy es Haití.


El cibaeño, regionalismo nuestro en el que se canta el merengue y la bachata modernos, es puro español castizo de los siglos 16 y 18, pues hasta 1960, estuvimos aislados del resto del mundo.


La hospitalidad tradicional de los dominicanos que los turistas del 2020 sienten en Punta Cana, es fruto del abandono de nuestra isla por casi 3 siglos. Allí pasaban hasta 25 años sin que vinieran más de 4 o 5 galeones de visita, excepto piratas ingleses, bucaneros franceses y filibusteros holandeses a devastar a Santo Domingo, única ciudad del Renacimiento tardío español, Patrimonio de la Humanidad, según la UNESCO.

Nuestra historia está mal contada, sobre todo entre 1492 y 1804, pues al estar en las fronteras imperiales por los últimos 500 años, sufrimos los embates de la pérfida Albión y de sus descendientes, de los galos y de los africanos, con Haití como punta de lanza y el abandono de la España imperial posterior a Carlos Primero y Quinto de Alemania.

Nuestro escudo nacional cita el Evangelio de San Juan: “Conoceréis la Verdad, y la Verdad os hará libres.”

La pérfida Albión

«La pérfida Albión» es una expresión peyorativa utilizada para referirse a Inglaterra (o al Reino Unido) en términos anglófobos u hostiles, tanto en Francia como en España.

En nuestro entorno insular incluye las posesiones inglesas de donde procedían piratas conocidos como Francis Drake, que un 1° de enero de 1586 saqueó a Santo Domingo.

Igualmente, otros menos exitosos en Santo Domingo, como William Penn, padre del fundador de Pensilvania, y Robert Venables, quienes lograron arrebatarle a España la isla de Jamaica, en 1655.

«La pérfida Albión» se divulgó bastante por el uso frecuente de Napoleón Bonaparte en las llamadas «guerras napoleónicas» o «guerras de la coalición» durante los años que gobernó en Francia. 

Napoleón la tomó del poeta y diplomático francés de origen español Augustin Louis Marie de Ximénès (1726-1817) en su poema L’ère des Français (publicado en 1793), en el que animaba a atacar a «la pérfida Albión» en sus propias aguas.

Por extensión, la extendería a los herederos de los anglosajones que son los estadounidenses.

Autor: Alfredo Vargas-Caba, Lingüista e Historiador, Houston, Texas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here