Creerse grande puede convertirte en pequeño

0
362

Actualmente vivimos en un mundo de realidades virtuales, en el que muchas personas entre ellas, el alcalde de Santiago, Abel Martínez han aprendido a manejar algo de tecnología, pero en esta era virtual creerse grande, puede convertirte en pequeño como lo demuestra la filósofa china, con el Ying /Yang.

El buen manejo de las redes sociales constituye un gran recurso para vender una marca producto o imagen personal. En el caso del alcalde santiagués, este maneja magistralmente su imagen pública. Tener como standard (referencia) gobiernos municipales como el de Gilberto Serulle y José Enrique Sued le da a Martínez una gran ventaja. Mostremos las funciones de una alcaldía (Ayuntamiento).
Para esto debemos de remitirnos a la ley 176-07 que establece cuál es el rol que debe jugar un ayuntamiento. Véase la ley del Distrito Nacional y los municipios.

No pretendemos hacer un desglose de cada artículo de esta ley, sino un análisis de algunos artículos y dejaremos a su juicio, la evaluación de la gestión de nuestro Alcalde, Abel Martínez
El artículo 19 de esta ley establece cuál es el rol que debe jugar una Alcaldía.
Hagamos un análisis puntual del artículo 21, acápite d) de esta ley, que dice que se debe invertir un 4% a programas de educación, género y salud.

Inversiones en alcaldía de Santiago


En el 2017, un año y medio de iniciar su gestión, el ayuntamiento de Santiago invirtió 37.37 millones, según la Dirección de Planificación y Desarrollo Institucional del Ayuntamiento de Santiago.
El desglose de los gastos de esta información está pendiente de análisis para ver si realmente se invirtió de manera correcta.
Según la ley y presupuesto proyectado de 1,543 millones, la Alcaldía debió invertir 61.72millones, de lo que se concluye según el
Párrafo IV: La violación de este articulo sera sancionado con penas de 2 a 5 años de prisión, con el pago de una indemnización de cinco (5) a veinte. ( 2 0 ) salarios minimos, asi como tambien a la inhabilitación para el servicio público prevista por la legislación penal dominicana para estos casos. En el caso de que el tesorero y el contralor municipal no denuncien ante las autoridades de control y persecución competentes, se castigarán como infractores y de acuerdo con la sanciones antes mencionadas.

Para el año siguiente 2018 se invirtieron 42.242 millones, en vez 60.8 de un total 1,520 millones del presupuesto de ese año, lo cual refleja una violación a la ley de nuevo.
El desglose de los gastos de esta información está pendiente de análisis para ver si realmente se invirtió de manera correcta.
Visto esto deja muchas dudas lo que algunos dicen de la Alcaldía de Santiago, -que lo está haciendo bien, -podemos hacer más análisis sobre temas importantes e inconclusos.
Hemos avanzado producto de una gestión del Alcalde Abel Martínez, que ha tomado temas importantes en sus manos, pero quedan tantos que superan lo que se ha hecho y se está haciendo, como este que hemos presentado podemos abordar otros. Un buen manejo publicitario alejan una evaluación real de su gestión.

Espíritu de grandeza


Ir a galope arrollando a quienes estén de por medio, llevándoselo entre las patas, revela un espíritu de grandeza en el alcalde de Santiago, que pretende llevarnos a un matadero para sacrificarnos.
Dejamos a su juicio cuál la calificación que obtendrá el alumno (Abel). Santiago, ciudad corazón, merece seguir haciendo conciencia de sus gobernantes y las acciones que lo caracterizan.
La gestión de Abel tiene luces y sombras, principios universales de lo que nadie queda a salvo.

Pedro de la Cruz

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here